Temas

Chiquitas

​Un mal día Se podría decir que ayer no fue el día de Mauricio Mulder. El aprista tambaleó con la denuncia de que Nancy Lange integra el directorio de Cosapi, empresa que participa en la Construcción de la Línea 2 del Metro. Su denuncia se desintegró más rápido que el cargo de Díaz Dios en Contraloría.

26 de Agosto del 2016 - 03:08

Un mal día

Se podría decir que ayer no fue el día de Mauricio Mulder. El aprista tambaleó con la denuncia de que Nancy Lange integra el directorio de Cosapi, empresa que participa en la Construcción de la Línea 2 del Metro. Su denuncia se desintegró más rápido que el cargo de Díaz Dios en Contraloría.

Mulder vs. Mora

Mulder se enfrentó también con Daniel Mora, a quien criticó vía Twitter por promocionar que Julio Guzmán se presentará en una universidad de Tacna. “Daniel Mora usando políticamente universidad nacional de Tacna para promover a su candidato”, escribió acompañando el texto con una foto.

Toma mientras

La respuesta de Mora no se hizo esperar. El exmorado le dijo a Mauricio Mulder: “Yo no soy como su partido, que utilizó por años la Villarreal y la UIGV para beneficio propio. Guzmán tiene su partido, yo otro”, replicó.

Ya era hora

El expresidente regional de Cajamarca Gregorio Santos pagó los 100 mil soles que le impuso el Poder Judicial como fianza para que pueda afrontar en libertad el proceso que se le sigue por corrupción.

Tarjetas y polladas

Según voceros del Movimiento de Afirmación Social (MAS), agrupación política de Santos, el dinero para la caución se reunió a través de préstamos y aseguran que ahora organizarán actividades sociales para devolverlo. O sea, se hacen los misios.

La verdad de la milanesa

Mejor que Santos explique los sobornos que, según la Fiscalía, recibió por la suma de S/1’237,000 soles y $67,804 de parte de los empresarios Wilson Vallejos Díaz y Luis Pasapera Andrianzén para ganar obras.

Premio Lechuga

No hay que olvidar que la Fiscalía halló vouchers de depósitos del pago de sobornos en la cuenta del propio Santos y de sus exparejas, su chofer, su seguridad personal, familiares y entorno cercano. Así y todo tiene la conciencia de acusar “persecución política”. Se pasó de fresco.

Un tal José

Durante la discusión por la ampliación del plazo de liquidación para casos como el del Complejo Metalúrgico de La Oroya, Rosa Bartra, a cargo de la Mesa Directiva, le cedió el uso de la palabra a “Vitocho” con el nombre de José García Belaunde.

Nombre propio

La creatividad de “Vitocho”, Víctor Andrés García Belaunde, lo llevó a responder que como se trataba de una ley con nombre propio, quizá por eso Bartra se había olvidado del suyo. Qué roche.

Lo más leído