Temas

Chiquitas

​Invitado de lujo. El presidente PPK señaló ayer que sí asistirá al matrimonio del llamado “ministro del amor” Mariano González con la exreina de belleza trujillana Lissete Ortega.

06 de Mayo del 2017 - 09:18

Invitado de lujo

El presidente PPK señaló ayer que sí asistirá al matrimonio del llamado “ministro del amor” Mariano González con la exreina de belleza trujillana Lissete Ortega. “Me ha invitado. El fin de semana voy a ir, como voy a misa, aunque no sé si casa por la iglesia”, anunció el Presidente.

Cuenta regresiva

La boda, como ya hemos informado, se realizará el próximo sábado 13 en una iglesia de San Isidro y asistirán los más cercanos amigos y familiares de la pareja. González es parlamentario andino y por ende tiene un sueldo homologado al de un congresista.

Ataque y defensa

No cabe duda de que el Ministerio de Defensa es una cartera movida. Aunque ayer PPK descartó que exista una división entre Jorge Nieto Montesinos y Fernando Zavala, la verdad es que los reglajes solo revelan las pugnas que existen en el Ejecutivo.

La hacen larga

Lo que queda claro también es que desde el Mindef no habría la intención de separar a María Mercedes Ferruzo Vallejos, la secretaria general a la que le han abierto un “proceso disciplinario” por usar el vehículo del Estado para ir a cortarse el cabello en horas de oficina.

Se estrechan lazos

Desde la Cancillería, aclaran que el Gabinete Binacional entre Perú y Chile, así como el 2+2, se realizará en Cusco y no en Lima el 7 de julio. Necesario acercamiento.

Tiene su santo

El legislador aprista Javier Velásquez Quesquén opinó que no tiene mucho sentido interpelar a Martín Vizcarra, pues hay fuertes rumores de que la Contraloría se va a tumbar el proyecto. En ese caso, otra vez, Vizcarra sería salvado por la campana. ¿A quién se encomendó?

As bajo la manga

Recordemos que la emergencia por El Niño costero evitó que Vizcarra sea interpelado y, con toda certeza, censurado. En todo caso, si no es él, el fujimorismo tiene en la mira a Carlos Basombrío. La marcha del Movadef y la inseguridad ciudadana son temas sensibles que podrían dejarlo fuera.

El ombligo del problema

El gran problema que se le vendría al Gobierno si Chinchero no va es el levantamiento popular desde el Cusco. Si no hay ya, ahorita, un esfuerzo por explicarles bien a los cusqueños que habrá un nuevo proceso limpio y rápido, se les va a armar la de San Quintín.

Mucho que contar

Los lentejeros de la “Mona” Jiménez esperan el lunes 15 de mayo en el restaurante Valentino a Luis Giampietri, quien seguro tendrá mucho que contar de su terrible experiencia en la residencia del embajador de Japón. No habrá sido reconocido héroe de la democracia, pero en la cita no van a faltar aplausos para él.