Temas

Chiquitas

¿Y quién es él? Bajo siete llaves se encuentra la identidad del abogado que viene asesorando a Keiko Fujimori con el hábeas corpus que presentará en los próximos días. César Nakazaki y Rolando Sousa no están en el equipo. Ha trascendido el nombre de Arsenio Oré, pero no está confirmado.

14 de Mayo del 2017 - 07:20

¿Y quién es él?

Bajo siete llaves se encuentra la identidad del abogado que viene asesorando a Keiko Fujimori con el hábeas corpus que presentará en los próximos días. César Nakazaki y Rolando Sousa no están en el equipo. Ha trascendido el nombre de Arsenio Oré, pero no está confirmado.

Guardia en alto

En todo caso, Oré Guardia es el autor del libro El hábeas corpus, temas y propuestas de modificación en el Código Procesal Penal, así que sí es una voz autorizada en este tipo de recursos. Los nuevos elementos, ya se ha dicho, apuntan a César San Martín.

Mucha frustración

Las pullas verbales entre William Paco Castillo, el exabogado de Fujimori, y el vocero de Fuerza Popular, Luis Galarreta, no tienen tregua. Ayer el letrado lo llamó “abogado frustrado”, en respuesta a la aseveración del legislador, quien dijo que Paco Castillo fue un candidato frustrado al Congreso.

Del profe, sin cariño

Paco Castillo contó que nunca fue candidato al Congreso y que Galarreta fue su alumno en la Universidad de San Martín de Porres, donde le enseñó derecho penal. “Y no fue muy buen alumno”, remató con aires de revancha.

En decadencia

La Comisión de Ética del Congreso está cada vez más venida a menos. Se extraña la presencia de un personaje como el pastor Humberto Lay, cuya solvencia moral generaba una confianza incuestionable. Los últimos casos han mellado mucho a su titular, Segundo Tapia.

Otorongada

Y es que, contra todos los pronósticos, la Comisión de Ética solo sancionó con una amonestación escrita y una multa de un mes de sueldo al aprista Elías Rodríguez, autor de un flagrante caso de plagio. Tapia había avalado antes una suspensión de 30 días.

¡El colmo!

De igual modo, sobre la fujimorista Yesenia Ponce el informe final recomendaba 120 días de suspensión por haber irrumpido en una sesión del Consejo Regional de Áncash, donde dirigió el debate y varió el sentido de una votación. Al final, solo se le impuso una amonestación pública escrita.

Noche de miércoles

Ese día, con absoluto desparpajo, el pleno del Congreso también le salvó el pellejo a Clayton Galván (Fuerza Popular), quien no cumplió con dos mandatos judiciales que le ordenaban pagar una deuda a la Caja Rural de Ahorro y Crédito del Mantaro. Además, no consignó esa sentencia en su hoja de vida. Qué lindos “otorongos”.

Una vergüenza

Que Tapia, los apristas y los fujimoristas no se quejen después de que la opinión pública lapide la imagen del Congreso y lo considere una institución sin moral y en la que los legisladores se protegen mutuamente. Es una vergüenza que no tengan en cuenta el grave daño institucional que ocasionan.