Temas

134 autoridades desaparecidas o muertas dejo violencia política

Según lista que maneja el RUV, más del 95% eran tenientes gobernadores

134 autoridades desaparecidas o muertas dejo violencia política

134 autoridades desaparecidas o muertas dejo violencia política

30 de Agosto del 2016 - 10:10 » Textos: Walter Tupia » Fotos: Correo

El solo recordar esos pasajes traumáticos de sus vidas, originaron el llanto amargo de perder a un padre, un hermano o una familia. Hechos que encierran la desaparición de 134 autoridades de la región Huancavelica durante la época del terrorismo.

DESAPARECIDO. El 14 de agosto de 1984, en la comunidad campesina de Chaupiyacu, distrito de Anco, seis presuntos miembros de Sendero Luminoso sacaron de su vivienda al teniente gobernador de esa localidad y se lo llevaron secuestrado con rumbo desconocido.

Anteriormente, la autoridad había sido amenazada por los senderistas y desde esa infausta fecha nadie sabe de su paradero.

CADÁVER. El 27 de octubre de 1987, en Uralla, distrito de Chincho, provincia de Angaraes, otro teniente gobernador fue víctima de la sangrienta época de terror que azotó al Perú. En la fecha en mención, la autoridad fue detenida por militares y acusado de terrorismo. La víctima había expresado que tenía una posición contraria al accionar de los efectivos del orden, debido a los abusos cometidos en los pueblos aledaños. Ante esto, su casa fue quemada en Uralla, junto con sus pertenencias. Al día siguiente fue liberado, pero después fue aprehendido en su domicilio por miembros del grupo terrorista Sendero Luminoso, cuando se alistaba para viajar a Julcamarca. Lo acusaron de “enemigo” y junto a su esposa, fueron golpeados y llevados con rumbo desconocido.

Después de ocho años, en el sector denominado Ayaloma Patayaccta, distrito de Chincho, hallaron dos cadáveres con la ropa que vestían las víctimas. La hija que tuvo con un compromiso anterior fue la que reconoció los cadáveres.

MUERTE Y DESAPARICIÓN. Las dos historias anteriores están grabadas en los anales de la historia y fueron recopiladas para el archivo documentario del Registro Único de Víctimas (RUV).

De los 134 casos, más del 95% son huancavelicanos que ocuparon el cargo de teniente gobernadores en sus localidades, entre los años 1980 y 2000.

De ellos, menos del 20% se encontraron los restos oseos, los démás continuan como no habidos.

REPARACIÓN. A través de los gobierno regionales, el Estado quiere apoyar a las familias afectadas por la desaparición y muerte de sus seres queridos durante la época del terrorismo. “Huancavelica fue una de las regiones que padeció los tormentos del terrorismo, principalmente, en las zonas alto andinas de la región”, dijo Glodoaldo Álvarez Oré, gobernador regional de Huancavelica. “Quienes hemos nacido en esos años comprendemos muy bien lo que dejó el terrorismo en Huancavelica. Viudas, huerfanos y desolación”, expresó Alfonso Encinas. Agregó que, a través del Consejo de Reparaciones, el gobierno central quiere ayudar a las personas afectadas. “Es una labor en conjunto a favor de nuestros hermanos”, agregó. Mientras tanto el dolor siga impregnado en la piel de quienes perdieron a un ser amado.

Lo más leído