Temas

Aldo Panfichi: “Un héroe del siglo XXI es un civil, hombre o mujer”

Desde el 29 de abril hasta el 1 de mayo, Lima será sede del XXXV Congreso Internacional LASA 2017

Aldo Panfichi: “Un héroe del siglo XXI  es un civil, hombre o mujer”

Aldo Panfichi: “Un héroe del siglo XXI es un civil, hombre o mujer”

19 de Abril del 2017 - 18:55 » Textos: Johana Ugaz » Fotos: Carla Patiño

A pocos días de realizarse en Lima el XXXV Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), el cual congregará a más de 4000 expertos de prestigiosas universidades del mundo con el fin de abordar temas de actualidad y relevancia social, Aldo Panfichi, vicepresidente de LASA, cuenta al diario Correo detalles sobre el congreso y brinda un análisis de temas de la coyuntura nacional.

¿Por qué el congreso se llama “Diálogo de saberes”? Porque es un diálogo del conocimiento que se produce en las universidades de Occidente con las costumbres y tradiciones que provienen de los pueblos indígenas, afro, no solo del Perú, sino de América Latina. Por un lado, lo popular, de sentido común; y por el otro, lo occidental, “científico”. ¿Cómo dialogan? Ese es el gran tema del congreso, que contará con mesas presenciales y 600 paneles. El gobierno peruano ha declarado este evento de interés nacional.

En un artículo que escribió hace unos años, mencionó que los héroes aportan en la construcción del Estado. ¿Tenemos héroes ahora? Sí, los héroes como Miguel Grau y Bolognesi ayudaron a construir un sentido de nación. Eso fue en el siglo XIX, eran héroes bélicos. Ahora tenemos héroes civiles. Por ejemplo, María Elena Moyano, una mujer que enfrentó a Sendero Luminoso, y como Evangelina Chamorro, que surgió del huaico. Un héroe es aquel que en circunstancias adversas se sobrepone y desarrolla acciones que van más allá de lo que otras personas normales podrían hacer. Un héroe del siglo XXI es uno civil, joven, hombre o mujer, y que da muestras de amor sin tener cuidado de su condición personal.

Parece que cada gobierno tiene el problema de no saber afrontar o prevenir los conflictos sociales... Estos tienen una temporalidad, generalmente son en la segunda mitad del año, porque ahí es donde se discute el Presupuesto de la República en el Congreso. Para el 2018, las regiones van a querer más recursos, no solo por la reconstrucción sino para sus obras. Entonces, ahí es donde se genera la protesta. Yo creo que en junio va a empezar a calentarse el ambiente, en los conflictos sociales, y ahí van a sonar los conflictos medioambientales.

Con el tema del agua... Cuando no tiene agua, todo el mundo se siente afectado. Eso que parecía lejos, en los campesinos de las alturas, ahora nos toca a nosotros. Los desastres pueden ser una gran oportunidad para que el Gobierno tenga la visión y la capacidad operativa para reorganizar poblaciones, de trabajar realmente la prevención. El agua es importante, de ahí se abre una caja de Pandora. Por ejemplo, las aguas subterráneas. No hay una legislación que vea ese tema, uno hace su pozo, saca el agua y no pasa nada.

¿Cómo se explican los conflictos que se dan en la ciudad? Desde los años 50 se ha ido desarrollando una cultura de los derechos, “tengo derecho a trabajar”, que incluso ha dado lugar a algunas prácticas informales. Por ejemplo, soy un ambulante y me coloco acá, me desalojan y hago un escándalo porque tengo derecho a trabajar y mis hijos tienen derecho a comer. Además, está la idea de que el derecho es gratis, cosa que no ocurre en ninguna parte del mundo. El Estado no tiene capacidad económica ni la voluntad política para desarrollar una educación gratuita universal, que fue una reivindicación de los años 30. Ni siquiera puede con el tema de salud. Entonces, el Estado, que somos todos, tiene que dar, de lo contrario se recurre a la acción directa que se expresa en la frase “hasta las últimas consecuencias”, que significa me dan lo que quiero o armo un conflicto. Esa forma de actuar está en todos nosotros, en mayor o menor escala.

¿Los derechos de los grupos LGTBI se reconocerán en este gobierno? Yo creo que ese es un tema para larga data. La percepción de la homosexualidad como algo negativo sigue siendo mayoritaria, pero si se mira por edades, los sectores que se encuentran más en contra de esto son los mayores de 40 a 50 años. En los jóvenes menores de 30 años, va creciendo la aceptación. Hay que esperar que los jóvenes desplacen a los que hoy son adultos. Un cambio generacional ocurre cada 20 años.

Aldo Panfichi

Ph.D. en Sociología por The New School for Social Research

Actual profesor principal de la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

CIFRAS

51 años tiene la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA).

3 días durará el congreso “Diálogo de saberes” en la PUCP.

29 de abril se realizará el “Concierto benéfico LASA 2017” en el Gran Teatro Nacional y las entradas se pueden adquirir Teleticket desde 40 soles.

LEE TAMBIÉN:

"Con el avance de la tecnología el hombre es cada vez menos libre"

VIDEO: Sufría de ataques de ansiedad y se volvió ermitaño

VIDEO: Pobladores de Ropoto viven como si estuvieran "inclinados" en Grecia