Temas

Amigos se llevaron la ropa de joven ingeniera desaparecida

Participaron en nueva reconstrucción. Arrojaron las prendas y el celular cerca de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Abogado dice que es prueba de que ocultan algo más
Amigos se llevaron la ropa de joven ingeniera desaparecida

Jóvenes recorren lugares donde vieron por última vez a ingeniera

26 de Abril del 2017 - 07:35 » Textos: CRISTHIAN ZAMUDIO C. czamudio@grupoepensa.pe » Fotos: G.Cáceres

Los ciudadanos Joseph Velásquez Fernández, Edgar Pozo Velarde y Bryan Arenas participaron en una nueva reconstrucción del caso de la desaparición de la joven ingeniera Shirley Villanueva, ocurrida ya hace varias semanas.

Los jóvenes recorrieron por separado las zonas donde transitaron con la joven y dieron sus declaraciones en tiempos distintos, a pedido de los agentes.

ARGUMENTOS. Bajo un fuerte contingente policial, Pozo dijo que después de ver el partido entre Venezuela y Perú, en un restaurante cerca de la Universidad Mayor de San Marcos, fueron a un grifo cercano de la Costa Verde a comprar un whisky. Después, todos llegaron a la playa Marbella y que luego de beber el licor, la joven se metió al mar. Al igual que sus dos compañeros, Pozo ratificó que Villanueva fue arrastrada por una ola.

En tanto, Arenas y Velásquez reconocieron que se llevaron las pertenencias de la ingeniera (cartera, celular y prendas de vestir) y las arrojaron en distintas partes de la capital. “Cuando dan la noticia de que ella se ha ahogado, en ningún momento dicen que tenía las prendas”, resaltó Ronay Cahuayme, abogado de la familia Villanueva. Según narración de los dos jóvenes, tras salir de la playa con las pertenencias de la joven, fueron a una tienda para comprar bolsas. Después retornaron a su casa de estudios. “Su polo y pantalón son arrojados en un tacho del parque Urubamba, que está a dos cuadras de San Marcos. Eso nos dice a simple vista que ellos ocultaron la información”, agregó el letrado.

La verdad

“Digan la verdad, qué han hecho con mi hija”, dijo a voz en cuello Norma Rivera, madre de Shirley, a los acusados.