Temas

​Bebé de 4 meses se quema al estallar taller de pirotécnicos ilegal

Vecinos y serenos sofocan las llamas para rescatar a niña, que tiene quemaduras en 80% de su cuerpo

​Bebé de 4 meses se quema al estallar taller de pirotécnicos ilegal

​Bebé de 4 meses se quema al estallar taller de pirotécnicos ilegal

29 de Agosto del 2016 - 09:13 » Textos: Rosario Rodríguez » Fotos: Correo

Su frágil cuerpecito estaba quemado en una pequeña cama en medio de la habitación. Al promediar las 14:00 horas una fuerte explosión alarmó a los vecinos del jirón Húsares de Junín en Ocopilla, Huancayo. Rápidamente las llamas se avivaron en el interior de la vivienda signada con el número 150 y la humareda se avistaba varias cuadras. Los vecinos, provistos de tinas, baldes de agua y hasta arena, trepaban por las paredes para apagar el fuego, mientras en el interior estaba atrapada la pequeña Reisbell Antonela Canchari Ramos, de 4 meses de nacida. Ella llevó la peor parte y cuando el fuego fue controlado, la hallaron quemada. La pequeña yacía sobre un pedazo de cartón consumido por las llamas y envuelta en una colcha. Rápidamente los serenos de Huancayo, alertados del hecho, ingresaron a la vivienda para rescatar a la niña. Antonela fue evacuada al hospital El Carmen donde los médicos refirieron que tenía el 80% de su cuerpo con quemaduras de tercer grado, apenas se podían ver sus manos y su estado de salud es delicado. Personal del Serenazgo y policías mencionaron que la bebé dormía cuando el incendio se desató en la casa donde funciona un taller de pirotecnia clandestino.

PAVOROSO. Apenas la niña ingresó al hospital El Carmen los médicos creían que estaba muerta, pero aún tenía signos vitales por lo que fue intervenida inmediatamente. El estado de salud de Antonela es reservado, su vida pende de un hilo, tiene quemaduras en el 80% del cuerpo. De acuerdo a las investigaciones, existen dos versiones sobre lo ocurrido, la primera es que la madre Noemí Ramos Huanacero (34), aprovechando que su hija dormía fue a una fiesta de Santiago, mientras que en la vivienda unos trabajadores elaboraban productos pirotécnicos. Al parecer una mala maniobra, provocó la explosión y el fuego alcanzó a la bebé. Cuando los serenos no encontraron a la madre, que al rato apareció en el hospital para indagar por el estado de su hija dijo: “yo le llevo el almuerzo al señor que trabaja allí (taller) . Cuando llegué, me dijo por favor que le comprara una gaseosa. Dejé a mi bebé un rato para ir a la tienda y cuando estaba comprando ocurrió esto. No me fui a ninguna fiesta”, refirió Noemí quien está separada de su pareja José Luis Canchari con quien tiene dos hijos uno de 12 años y Saori. Al lugar del siniestro también llegó Emilio López Canchari (35), propietario del inmueble. “Hace dos meses que había alquilado el predio a Franco Camacho. Me dijeron que hacían antorchas tipo corazón, yo no sabía que fabricaban pirotécnicos. Con la explosión, todas las calaminas, todo ha volado. Es un costo, todas las puertas y ventanas como han quedado”, comentó. Mientras la niña está en la unidad de cuidados intensivos y los médicos temen lo peor, policías investigan el incidente para deslindar responsabilidades.

Lo más leído