Temas

Bibliotecas municipales se resisten al olvido

Falta de espacio y presupuesto las consumen. De los 43 distritos de Lima, 38 albergan a estas casas del saber y cinco no las tienen.

18 de Septiembre del 2016 - 16:19 » Textos: Aurora Caruajulca acaruajulca@grupoepensa.pe » Fotos: Hugo Curotto

Aún son varios los vecinos que no saben de su existencia. Un busto descolorido y magullado del poeta César Vallejo escolta la entrada de la pequeña biblioteca del mismo nombre, alojada en la Casa de la Cultura de Puente Piedra. Al ingresar, un olor a humedad, a veces fuerte y otras tenue, suele dar siempre la bienvenida a los escasos usuarios que acuden. Así como esta, son muchas las bibliotecas municipales que resisten al tiempo, el olvido y la falta de presupuesto, pero siguen funcionando.

Si se permanece por más de 15 minutos, una picazón en los ojos y cierto fastidio en la nariz comienzan a sentirse, lo que se agudiza en las personas alérgicas. Ideado como un pequeño oasis para la lectura, la biblioteca César Vallejo, ubicada en la avenida Buenos Aires s/n, actualmente recibe en promedio 15 visitas al día y en el peor de los casos ninguna.

Empaquetados en cajas de cartón y amontonados en los escasos estantes, así desafían al polvo, las polillas y al furor del tiempo los libros de dicha biblioteca. Borges, García Márquez, Ribeyro, Basadre, Rostworowski; las Fábulas de Esopo, El Quijote de la Mancha, entre otros autores y títulos, se entremezclan sin ningún orden y lucen tan apretados como clamando un espacio mejor.

Su bibliotecóloga, María, admite que están buscando un local más amplio. Cuenta que anteriormente perdieron muchos libros, pues los estudiantes los robaban metiéndolos en sus mochilas. Ahora ya han tomado previsiones.

Los pocos estudiantes universitarios presentes susurran mientras estudian en las tres mesas y 24 sillas en las que apenas caben su cuerpos. Las mesas de lectura y los estantes comparten un angosto espacio en el que para trasladarse se tiene que caminar de perfil. Esta situación se replica a diario en otras bibliotecas municipales de Lima Metropolitana, según comprobó Correo en un recorrido.

CIFRAS Y DIAGNÓSTICO. De las 1855 municipalidades del país, solo 862 cuentan con una biblioteca pública. De estas, apenas 170 tienen acceso a internet. En tanto, de los 43 distritos de Lima Metropolitana, 38 albergan bibliotecas municipales y cinco no las tienen (Breña, Cieneguilla, San Bartolo, Pucusana, Carabayllo), según el registro del Sistema Nacional de Bibliotecas.

San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado, aloja a su única biblioteca edil de nombre Ciro Alegría que pretende atender a sus más de 1 millón 047 mil 725 vecinos. Funciona en el segundo piso de un inmueble en Zárate. En las mañanas suele estar vacío. Una de sus ventanas luce rota, por la caída de una pelota, y aún no pueden refaccionarla. Las responsables de la biblioteca cuentan que todavía no terminan de catalogar los libros.

En el asentamiento humano Villa Clorinda, en Comas, la biblioteca está cerrada. Los vecinos solo la vieron abierta el día de su inauguración, hace meses.

Estos problemas se repiten en otras. La falta de profesionales especializados para atender al público, de modernización y de organización; ausencia de campañas para visibilizarlas; inmobiliaria e infraestructura en mal estado; falta de salas de lectura infantiles, de un sistema de libros Braille y de una política de las municipalidades para promover la lectura son otras de las carencias detectadas, informó Helí Ocaña, director técnico del Sistema Nacional de Bibliotecas.

“Todo eso tiene que ser superado y por esta preocupación, la Biblioteca Nacional está gestionando la creación del Instituto Superior Tecnológico Bibliotecario para formar técnicos en dos años que tengan las habilidades suficientes para atender bibliotecas y así generar más visitas”, dijo. La propuesta para crear este instituto fue presentada en junio al Ministerio de Educación y se está a la espera de que emita una resolución. La otra cara de la moneda son las bibliotecas de San Isidro, San Borja y La Molina, las cuales, según Ocaña, son un modelo a seguir por su ordenado sistema.

“Todas las bibliotecas de la ciudad estarán conectadas. Así, un usuario podrá consultar un libro y saber en qué sede encontrarlo. Esta red será liderada por la Biblioteca Nacional que se compromete, a través de un convenio, a asesorar al personal de las bibliotecas municipales, a fin de que desarrollen capacidades en la gestión bibliotecaria. Las comunas serán las encargadas de visibilizarlas al público”, detalló.

La presentación de este sistema de bibliotecas se hará el próximo 26 de octubre, reveló a Correo Ocaña. Actualmente, ya cuentan con 14 convenios y están a la espera de los demás.

Sumado a ello, el Ministerio de Cultura inició el Proyecto Meta 27: Plan Municipal del Libro y la Lectura 2016 - 2021. Plantea el mejoramiento de las bibliotecas municipales -con mejores espacios y material literario-, la creación de programas de lectura, tanto física como digital, a través de incentivos. Los municipios ya han recibido el presupuesto, pero pocos lo ejecutan.

CIFRAS

5 bibliotecas periféricas (a cargo de la Biblioteca Nacional) hay en Lima.

3 mil materiales en Braille existen en 10 distritos de Lima.

6 mil libros tiene la biblioteca de Barranco (distrito con más materiales).

Nueva obra

Lima creará otra biblioteca municipal

La Municipalidad de Lima, a través de sus gerencias de Educación y Cultura, informó que realizarán una campaña para donar libros a todas las bibliotecas municipales. De igual manera, funcionarios de dichas dependencias informaron que trabajan en la implementación de otra biblioteca pública. Actualmente cuentan solo con una, que funciona en el interior de la Municipalidad de Lima.      

Lo más leído