Temas

Causan psicosis social por supuesta presencia de 'pishtacos' en Huánuco

Falsos rumores crecen y la Región Policial de Huánuco señala que no tiene ningún registro de casos o denuncias

Causan psicosis social por supuesta presencia de 'pishtacos' en Huánuco

Causan psicosis social por supuesta presencia de 'pishtacos' en Huánuco

29 de Noviembre del 2016 - 09:58 » Textos: Cristina Beraún » Fotos: Correo

En las últimas semanas se ha extendido el rumor de la presencia de “pishtacos” en la región, creando confusión y temor en las familias huanuqueñas.

Ante la falsa información que se viene expandiendo por los diferentes medios, sobre la captura de un supuesto traficante de órganos en el distrito de San Rafael y la población de Huácar, la Región Policial de Huánuco descartó cualquier registro de casos o denuncias que involucren a “pishtacos”.

El comisario de Huánuco, Miguel Espinoza Ramírez, aseguró que en la jurisdicción no existe denuncias de supuestos ‘pishtacos’ y tampoco sobre tráficos de órganos, asegurando de esta manera, que estos rumores iniciaron en las redes sociales por personas malintencionadas.

“Objetivamente no hay ningún caso, al contrario exhortamos a la población a no dar falsa información sobre este tema o alarmar a la población porque dañan la imagen de la ciudad y es una manera de perjudicar al turismo”, destacó la autoridad.

Por otro lado el sociólogo, Saulo Crispín Vega, manifestó que este mito tiene como antigüedad más de cien años y ha sido fortalecido en las zonas más alejadas de la sierra del Perú. Destacó que durante los últimos 20 años está información ha sido descartada científicamente, no teniendo algún caso en investigación o comprobado.

“La redes sociales son herramientas fuertes, donde las personas pueden compartir sus trastornos mentales y conductas, generando miedo en los lectores y esta información se propaga rápidamente”, precisó.

Asimismo, indicó que este tipo de información sirve para distraer la atención de la realidad de las personas, creando personajes inexistentes o escenarios utópicos.

Saulo Crispín señaló que este tipo de psicosis social, no permite que las personas perciban lo que existe en la realidad sino son guiados por sentimientos a base de creencias.

“Se han dado rasgos físicos de supuestos “pishtacos”, siempre son blancos, extranjeros y altos, esto solo genera discriminación”, concluyó. 

Desayunos de Correo

Lo más leído