Temas

Comerciantes en la mira de prestamistas colombianos que utilizan el “gota a gota”

Interior inicia campaña contra este delito. Los agreden, amenazan de muerte y extorsionan para que paguen altos intereses.

Comerciantes en la mira de prestamistas colombianos que utilizan el “gota a gota”

AMENAZA Agiotistas ganan altas sumas por los préstamos.

19 de Octubre del 2016 - 08:15 » Textos: CRISTHIAN ZAMUDIO czamudio@grupoepensa.pe » Fotos: Angela Ponce

Los temibles colombianos que prestan dinero en efectivo a los comerciantes y pequeños empresarios con solo presentar el DNI operan en al menos 97 ciudades del país. Ante esta dura realidad, el Ministerio del Interior inició una campaña para evitar que más personas sean víctimas de esta nueva modalidad delictiva.

Los facinerosos actúan bajo una nueva forma de extorsión denominada “gota a gota” y sus anuncios se encuentran en postes, paredes y el piso de las vías públicas.

MODALIDAD. “El ‘gota a gota’ consiste en prestar pequeñas sumas de dinero, sobre todo a comerciantes, los cuales deben devolver en 20 días, pagando en forma diaria las cuotas del monto solicitado”, informó el Ministerio del Interior.

Las ganancias para estos prestamistas llegan al 40%, lo cual es mucho más de lo que una entidad bancaria cobraría en los mismos 20 días.

“La campaña ‘No Prestes Tu Vida’ está dirigida a las personas que, por acceder a un crédito rápido y evitarse los trámites formales de una solicitud de préstamo a través del sistema financiero, no miden el peligro del cual pueden ser víctimas”, añadió el sector.

Si estas personas no cumplen a tiempo con los pagos, reciben amenazas, agresiones físicas e incluso pueden ser asesinadas por sicarios.

Algunos de los agiotistas andan armados y tendrían nexos con bandas criminales que operan en Colombia. Además, se sabe que tendrían presencia en regiones como Tumbes, Piura, Cusco, Lima, entre otros.

DENUNCIAS. La División de Estafas de la Dirincri informó que desde el 2015 hasta la fecha se han reportado cinco denuncias de personas que, a pesar de que ya cancelaron sus préstamos, siguen recibiendo extorsiones de los colombianos. “Como estas transacciones se hacen de palabra, hasta a veces sin factura o boletas que acrediten el préstamo, no se puede ubicar a estos sujetos”, dijo una fuente policial.

DATO 

En Lima, los colombianos operan en Comas, Los Olivos, Puente Piedra, SJL, VES, Villa María del Triunfo y Ate.

Lo más leído