Temas

Cusco: cuatro sujetos caen tras asaltar hostal y dar muerte al cuartelero

Empleados del propio establecimiento serían autores intelectuales del crimen, policía está tras los pasos de otros tres delincuentes en Cusco

11 de Julio del 2015 - 13:11 » Textos: Luis Álvarez » Fotos: Luis Álvarez

En menos de 24 horas la Policía Nacional del Perú (PNP), logró capturar a cuatro sospechosos del asalto de un hostal en la avenida infancia de la ciudad de Cusco, en el acto delictivo, los presuntos malhechores dieron muerte al vigilante Johan Condor (25), para llevarse nueve televisores, una laptop y 560 nuevos soles.

La policía se encuentra tras los pasos de otros tres integrantes de la peligrosa banda

La madrugada de ayer, tres desconocidos irrumpieron las instalaciones del hostal Selva Dorada, que luego de maniatar a los trabajadores y matar a uno de ellos, procedieron con el robo de las habitaciones, donde el principal botín fueron los modernos televisores con les que contaba dicho establecimiento. En base a un minucioso trabajo de inteligencia y la serie de contradicciones en las que incurrieron los trabajadores del lugar determinaron la presunta participación de estos, en el asalto.

Percy Paravicino y Soraya Cusi, ambos de 18 años de edad, empleados del negocio, terminaron por confesar que serían los autores intelectuales del mencionado asalto, donde de ocho puñaladas cayó muerto su compañero, pues los mencionados aprovechando su calidad de trabajadores del establecimiento contactaron a otros tres delincuentes para que “hicieran el trabajo sucio”, es así que tras varias horas de interrogatorio, la policía logra las direcciones donde podrían estar el resto de la banda, lográndose allanar una vivienda ubicada en el distrito de Santiago, en el lugar se encontró lo robado así como la detención de otras dos mujeres, Irene Cervan (22) y Celia Medina (22), esposas de los delincuentes que perpetraron el crimen a quienes no se les descarta su participación de la misma.

Del mismo modo se informó que los otros tres sospechosos, plenamente identificados, serían parte de una banda que operaba en Apurímac y Madre de Dios, cuyas capturas, es cuestión de tiempo.

Finalmente los cuatro detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público, donde serán investigados por el presuntos delitos de robo agravado y homicidio.