Temas

Desborde del río Chillón deja 150 casas inundadas en Canta

Damnificados solicitan maquinarias para retirar el agua y el lodo de sus viviendas

Desborde del río Chillón deja 150 casas inundadas en Canta

Desborde del río Chillón deja 150 casas inundadas en Canta

23 de Marzo del 2017 - 06:31 » Textos: Aurora Caruajulca / acaruajulca@grupoepensa.pe

Unas 150 familias asentadas en las Brisas de Chillón, en Trapiche Bajo, a la altura del kilómetro 39.5 de la carretera Canta, tienen su viviendas inundadas, tras los sucesivos desbordes del río Chillón.

Decenas de vecinos evacuaron y se instalaron en carpas que les fueron donadas, mientras que otros pernoctan en las chacras cercanas. Todos solicitaron la ayuda del Gobierno.

SOCORRO. Hasta ayer, estas personas reclamaron la presencia de maquinarias para retirar el agua y lodo que todavía se aloja en sus viviendas. Aún tienen la esperanza de rescatar algún objeto o pertenencia de valor.

“Las casas han quedado inservibles. Ya ni puedo entrar a la mía porque todo está lleno de lodo y agua. El río (Chillón) ha salido de su cauce, derribó hasta el muro de contención”, contó, a Correo, la vecina Verónica Resurrección, quien agregó que desde hace 40 años no había visto un similar estrago de la naturaleza.

Los moradores también están preocupados porque perdieron todos los útiles y uniformes escolares que habían comprado con antelación para sus hijos. También denunciaron que los delincuentes aprovecharon la soledad y la inseguridad de la zona para robarles lo poco que pudieron salvar.

ACCIDENTE. En tanto, ocho personas cayeron ayer a las 6:40 a.m. del puente Huaravi Alto, en Canta, mientras cruzaban dicha estructura; entre ellos, una madre y una hija que lograron salvarse. Hasta el cierre de esta nota, la Policía de Carreteras de Canta informó que no se había reportado ninguna desaparición.

El puente sufrió un colapsó debido a las fuertes aguas, pero fue refaccionado con madera por los propios vecinos para no quedarse incomunicados.

Además, el caudal del río Chillón arrasó con al menos seis viviendas de la urbanización La Rinconada, en Carabayllo. También destruyó unos 12 lotes ya vendidos, cuyos propietarios denunciaron que fueron estafados. La inundación también “enterró” una pista y la señalización.