Temas

En lo que va del año hubo más de 4 mil incendios en el país

Siniestros son más agresivos, según Bomberos. El 75% de los siniestros se produjeron en viviendas, mientras que el resto se dio en locales comerciales
En lo que va del año hubo más de 4 mil incendios en el país

INFIERNO Fuego es incontrolable por materiales sintéticos.

14 de Junio del 2017 - 07:55 » Textos: Grecia Llanos gllanos@grupoepensa.pe » Fotos: Gonzalo Córdova

Un total de 4 mil 325 incendios se han registrado a nivel nacional de enero a junio de este año, según las estadísticas del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú (CGBVP). Más de la mitad (2 mil 369) ocurrieron en Lima, Callao e Ica.

Según el comandante César García Lanfranco, de la Dirección de Prevención e Investigación de Incendios del CGBVP, el 75% de estos siniestros se produjeron en viviendas, mientras que el 25% restante fueron reportados en locales comerciales.

“Ahora los incendios son más agresivos y violentos que antes debido a los materiales con los que están hechos los inmuebles, así como los objetos que tienen en su interior. Todo es sintético y esto provoca que en segundos la emergencia se vuelva incontrolable”, dijo.

PROBLEMAS. García Lanfranco señaló que un error cometido por los ciudadanos cuando hay un incendio es intentar apagar el fuego y recién llamar a los bomberos cuando este ya se extendió. “Esto debería ser en paralelo”, recordó.

Asimismo, comentó “que es fundamental actuar en los primeros segundos del siniestro” para evitar su propagación. Por eso los comerciantes, en caso de locales, deben tener conocimientos y entrenamiento en el uso de los extintores.

“La prevención es fundamental. En establecimientos y hogares es necesario revisar el sistema de cableado, no sobrecargar los enchufes y conocer las rutas de evacuación. En un incendio, las personas deben salir de inmediato”, añadió.

CARENCIAS. Los infernales incendios registrados el lunes mostraron la dificultad que enfrentan los bomberos para conseguir agua. Giancarlo Passalacqua, director técnico de la Sociedad Nacional de Protección contra Incendios, señaló que esto sucede porque el abastecimiento de agua en los hidrantes se da con el mismo sistema de los hogares.

“Lima no tiene la capacidad para darnos 10 mil galones de agua por minutos durante cuatro horas sostenidas, cantidad que se necesitaba para apagar el incendio originado en una fábrica del Callao”, refirió.

Sostuvo que la siniestrada galería La Cochera, en el Cercado de Lima, es considerada “un micro almacenaje de alta densidad de combustible”, pues los puestos apiñan material inflamable y están uno junto al otro.

En el caso del Callao, advirtió que toda la industria está regulada por una norma de seguridad, el Decreto Supremo 42F, que es de 1964. ¿Cómo nos defendemos con un reglamento tan antiguo?, cuestionó.

En tanto, el arquitecto Arturo Yep Abanto, decano nacional del Colegio de Arquitectos, reiteró la necesidad de que sea derogado el Decreto Supremo 058-2014-PCM, el cual da vigencia indefinida a los certificados de Defensa Civil.

Además, recomendó una revisión de la normativa sobre seguridad que rige a los inmuebles del Cercado de Lima.

Te puede interesar: