Temas

Exceso de contaminantes en aguas residuales

La SNI culpa a empresas y fábricas informales. Plantas de Sedapal no pueden cumplir estándares ambientales porque industrias y comercios vierten al desagüe fluidos cargados de sustancias perjudiciales.

Exceso de contaminantes en aguas residuales

Exceso de contaminantes en aguas residuales

09 de Octubre del 2016 - 11:05 » Textos: Grecia Llanos

Antes de que las aguas servidas sean reutilizadas o vertidas en un cuerpo receptor natural como el mar, los ríos o lagos, discurren por plantas de tratamiento donde, a través de una serie de procesos físicos, químicos y biológicos, se les retira las sustancias o elementos contaminantes que pueden perjudicar al medio ambiente.

En la capital y el Callao, el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) se encarga de realizar este proceso en sus 23 plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR). Sin embargo, no puede hacerlo de forma óptima pues enfrenta un problema latente: la descarga de aguas residuales de Usuarios No Domésticos (UND) con alto grado de contaminación.

Según la gerente de Gestión de Aguas Residuales de esa empresa estatal, Pilar Alva Tafur, los UND, que son industrias y comercios, impiden a Sedapal cumplir con las normas ambientales, debido a que arrojan al sistema de alcantarillado aguas negras que superan los valores máximos admisibles (VMA), parámetros de concentración de sustancias perjudiciales establecidos por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

“Las aguas tratadas en las plantas deben cumplir unos estándares de calidad ambiental para ser vertidas al mar o reusadas, pero eso no siempre se da por el exceso de carga industrial. Mientras las textiles, fábricas de pinturas o cerámicas, restaurantes, entre otros, sigan descargando sólidos, líquidos o gaseosos altamente contaminados, el sistema no va a funcionar”, explicó.

PROBLEMA. La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) advirtió que “cuando las descargas de UND no cumplen estos valores y son echadas a la red de alcantarillado público, afectan la eficiencia del tratamiento de las PTAR y por consiguiente la calidad final del efluente”, ya que estos espacios no están diseñados para limpiar aguas industriales.

Asimismo, señaló que Sedapal es el encargado de monitorear y controlar a las industrias y los comercios. “Si infringen las normas, debe efectuar los cobros adicionales por el exceso de estos contaminantes y, si el problema persiste, suspender temporalmente el servicio o, incluso, de forma definitiva como establece la norma”, precisó.

Por su parte, Alva Tafur manifestó que la afectación en las plantas de tratamiento es muy variable. “Un día el agua tratada puede cumplir los parámetros y otro no, pues depende del modo cómo operan los UND”, comentó.

Agregó que el control de los VMA es una tarea compleja, que recién está dando resultados. “El reglamento de la norma requiere colocar topes, porque hay industrias que sobrepasan demasiado los valores y ya no hay forma de que la planta resista”, comentó.

INSPECCIÓN. En tanto, Sunass detalló que Sedapal -a marzo de 2016- cuenta con 4 mil 755 UND registrados en el área de drenaje de sus PTAR. Asimismo, hasta ese mes, ha realizado 1226 muestreos inopinados de aguas residuales de industrias y comercios, los cuales han sido analizados por laboratorios acreditados al Instituto Nacional de la Calidad.

“Sedapal ha informado la facturación a los UND por el concepto de pago adicional debido al exceso en los valores permitidos y ha efectuado la suspensión de las conexiones de alcantarillado en los casos que corresponden”, detalló el organismo.

No obstante, Alva Tafur afirmó que de 2013, cuando empezó a regir la norma, hasta la fecha los resultados caminan a paso lento por la falta de personal y presupuesto dedicado a la labor de fiscalización.

INFORMALIDAD. Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Javier Barrios, manifestó que todas las empresas y fábricas integrantes de dicho gremio cumplieron con adecuarse a la norma que establece los VMA e incluso Sedapal los ha fiscalizado. “Se dio plazos para que redujéramos los contaminantes de las aguas residuales antes de desecharlas”, refirió.

En ese sentido, explicó que el problema no recaería en el sector industrial formal, sino en aquel que opera de manera ilegal.

“Este panorama que reporta Sedapal se deriva de que el 70% de la economía peruana se basa en empresas informales y cuando se habla de informalidad abarca el incumplimiento de normas como esta, relacionada a las aguas residuales. Sin embargo, estas empresas no son fiscalizadas”, acotó.

Sanción

Sedapal suspende servicio

Antonio Angulo, gerente de Asuntos Legales de Sedapal, señaló a Correo que esa institución empezó a suspender las conexiones de alcantarillado a 10 industrias que operan en Lurín y descargan aguas residuales que superan los valores máximos permitidos en la Planta de Tratamiento Nuevo Lurín. Explicó que cuando detectan que una empresa, fábrica o comercio incumple la norma, le dan 6 meses para adecuarse. Si no lo hace, se les corta el servicio. “Durante ese plazo, la tarifa sube por el daño que causan”, detalló.

CIFRAS

93% de las aguas residuales que genera Lima son tratadas por Sedapal.

1 millón 200 mil m3 de aguas residuales genera Lima por día.

2 plantas de tratamiento concesionadas posee Sedapal: Taboada y La Chira.

Lo más leído