Temas

Incendio en almacén del Ministerio de la Mujer consume más de 3300 sillas de ruedas

San Luis clausuró local por no tener certificado de seguridad. Sector dice que bienes siniestrados llegarán a sus beneficiaros, pues están asegurados.

Incendio en almacén del Ministerio de la Mujer consume más de 3300 sillas de ruedas

DESTRUCCIÓN Las llamas consumieron todo el local.

04 de Octubre del 2016 - 07:35 » Textos: Grecia Llanos gllanos@grupoepensa.pe » Fotos: Giuliano Buiklece

Ayer, un incendio de grandes proporciones redujo a cenizas un local que el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) alquilaba como depósito en San Luis.

El fuego consumió 3335 sillas de ruedas destinadas a personas con discapacidad de diferentes programas sociales del Estado, así como un camión que podía transportar hasta 10 toneladas de carga.

INICIO. A la 10:15 de la mañana, las llamas comenzaron a propagarse en el interior del almacén, ubicado en la Av. Mariscal Luis de Orbegoso. Los trabajadores salieron a tiempo y alertaron a los bomberos.

Hasta el lugar llegaron 12 unidades de bomberos. El fuego fue controlado dos horas después por la falta de agua y la gran cantidad de material inflamable.

“El inmueble de 1500 m2 se quemó en 90%. Aunque se desconocen las causas, en las paredes hay cables sueltos, por lo que podría ser un cortocircuito”, dijo el jefe departamental de Lima, Miguel Yi.

PÉRDIDAS. El gerente de Defensa Civil de San Luis, Luis Ulloa, refirió que el depósito era arrendado por el MIMP y no contaba con el certificado de seguridad, por lo que fue clausurado.

En un comunicado, el MIMP explicó que el almacén pertenecía a la empresa Gestión Maderera SAC y aseguró que las sillas estaban en proceso de distribución. “El MIMP garantiza la entrega de las donaciones a sus beneficiarios, pues están aseguradas”, añadió.

El sector aclaró también que entre los bienes siniestrados no estaban los saldos del stock de pañales inmovilizados por orden del Ministerio Público en 2015, luego de que se denunciara la millonaria pérdida de estos productos.

En ese año, un informe reveló que el local no era apto para albergar los pañales, pues tenía el piso desnivelado, carecía de ventilación y por el techo se filtraba agua. Ulloa manifestó que presentaba las mismas condiciones.

Lo más leído