Temas

La luz se acerca a zonas rurales alejadas

El Gobierno planea ampliar la cobertura eléctrica a 84% de los hogares en el campo.

La luz se acerca a zonas rurales alejadas

La luz se acerca a zonas rurales alejadas

20 de Noviembre del 2016 - 09:56 » Textos: Redacción Correo » Fotos: Andina

Mecheros de petróleo o kerosene, velas, fogatas o linternas a pilas son algunos instrumentos que aún el 21% de la población que habita en las áreas rurales y en zonas urbano marginales utilizan como principal fuente de energía.

Entre los retos que se ha planteado la gestión del presidente Pedro Pablo Kuczynski se encuentra la cobertura en un 99% de electrificación rural. Son varios esfuerzos conjuntos que se realizan a nivel nacional para lograr que las 3.8 millones de personas que no tienen acceso a energía tengan este beneficio.

RETOS Y LOGROS. El ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, anunció que para fines de este año se debería estar llegando al 81% de cobertura eléctrica en las zonas rurales y adelantó que para el 2017 llegará al 84%, mediante la instalación de 70 mil nuevas conexiones de electricidad y 550 mil conexiones de gas natural.

Así, del monto de su cartera para el próximo año, que asciende a S/5854.5 millones, un 56% se centraría en proyectos de electrificación rural.

Esta expectativa supera incluso lo estipulado en el Plan Nacional de Electrificación Rural para el periodo 2015-2024, elaborado en el Gobierno pasado, que propone incrementar la cobertura del sistema eléctrico en estas zonas alejadas al 99% para el 2024.

Mientras, entre los logros proclamados se encuentra la reducción de las tarifas eléctricas rurales para las zonas pobres, hasta en un 40%, a través del mecanismo de compensación, medida que abarca las zonas rurales de Oxapampa, Ayacucho, Huancavelica, entre otras.

Alternativas. En general, las localidades que aún faltan cubrir se encuentran muy alejadas y con poco acceso terrestre, como en la Amazonía. A diferencia de las ciudades, los hogares están dispersos y se dificulta aún más el acceso a programas de ayuda.

“Los primeros pueblos en tener este servicio han sido los más cercanos a las ciudades grandes, pero cada vez hay que ir mucho más lejos”, explica Fernando Aspajo, asesor técnico del proyecto Casa Rural Segura.

En estas localidades, las poblaciones utilizan soluciones locales que son nocivas para la salud y costosas en el largo plazo, como los mecheros, fogatas o incluso sustancias como el kerosene y petróleo.

Explica que a estos lugares “no llegan las redes dentro de los formatos o del sistema nacional de inversión pública, ya que no es viable”. Ante esta perspectiva se tiene una política de implementar sistemas solares domiciliarios, que deben ser diseñados de acuerdo a la ubicación geográfica de cada pueblo.

Es más, desde 2015, la modificación de varios artículos de la Ley General de Electrificación Rural (N° 28749) permite la ejecución, operación y mantenimiento de proyectos con fuentes de energía renovable, como paneles solares en las localidades donde esta sea la única alternativa técnica o económicamente factible.

Sin embargo, Fernando Aspajo hace énfasis en la dificultad que aún se tiene para convencer a las empresas para invertir en estas iniciativas.

“Son mínimas las experiencias positivas que se han tenido de instalación de estos sistemas”, dice.

Debido a la lejanía de las localidades existe la duda sobre cómo aplicar las cobranzas, ya que es un sistema distinto a las redes.

Un reto más para el Ministerio de Energía y Minas.

Lo más leído