Temas

​¡Milagro! Escolar sobrevive a caída de rayo y hermana de trece años lo salva 

Herido tiene quemaduras en medio cuerpo, no puede abrir los ojos y sufre por no costear exámenes médicos

​¡Milagro! Escolar sobrevive a caída de rayo y hermana de trece años lo salva 

​¡Milagro! Escolar sobrevive a caída de rayo y hermana de trece años lo salva 

30 de Agosto del 2016 - 09:17 » Textos: Herson Alcántara » Fotos: Correo

Podría decirse que su hermana mayor, de doce años, es su heroína. Es que el pequeño Edgar P. V. (9) estuvo en el lugar y el momento equivocado. A las 17 horas, el fin de semana, cuando jugaba con sus hermanos en una de las chacras en el anexo de Azacruz del distrito de Cullhuas (Huancayo), un rayó cayó muy cerca de él y terminó causándole graves heridas.

Según contaron los padres del menor que se identificaron como Eva y Moisés, rápidamente Noemí (13), la hermana mayor, quien estaba cerca lo vio caer al piso. Ella habría quedado en shock, pero auxilió a su hermano. Lo cargó y llevó hasta su casa que estaba cerca para pedir ayuda. Las prendas del pequeño habían sido destrozadas por el rayo. Edgar apenas conservaba una parte de su buzo y estaba inconsciente. La mitad de su cuerpo estaba con heridas y no podía abrir los ojos.

Eva, la madre de los menores, dice que cuando cruzaba la calle para llegar a su casa, escuchó el rayo. Regresaba de Huancayo luego de visitar a sus familiares.

RECUPERACIÓN. Diego fue trasladado por los vecinos hasta el hospital Carrión. Los médicos lo estabilizaron. Pero ahora, por el impacto, tiene ambos ojos lesionados, no puede abrirlos. Cuando intenta comer algo, le duele la garganta y tiene quemaduras de primer grados en e lado izquierdo de su cuerpo. Su padre Moisés cuenta que la familia se dedica a cultivar granos en diversas chacras. “No tenemos recursos, mi hijito puede perder la visión. Además, los médicos nos han dicho que aunque no se vean lesiones graves por fuera, él puede tener heridas internas en su organismo”, dijo Moisés. Mientras él nos cuenta esto, el pequeño Diego, está sentado en la cama N° 93 del área de Pediatría en el hospital Carrión, y cuando un familiar le da un bocado de gelatina, llora por el dolor que siente al pasarlo.

Según los médicos, es un milagro que el pequeño esté vivo. El impacto del rayo pudo haberlo fulminado en segundos. Ahora necesita ayuda para su tratamiento y curarse. Se desconocen las causas que atrajeron la caída del rayo.

LLAMADO. Los que puedan ayudar con los medicamentos y exámenes de Diego, pueden llamar al 935668322 o al 952550617.

Lo más leído