Temas

MML impulsa lectura con “Bibliometro” en la Estación Central del Metropolitano

Acceso a los libros es gratuito por medio de un carné de lector

MML impulsa lectura con “Bibliometro” en la Estación Central del Metropolitano

MML impulsa lectura con “Bibliometro” en la Estación Central del Metropolitano

24 de Junio del 2017 - 09:19 » Textos: Pedro Melendez

Punto a favor de la cultura. Con la finalidad de impulsar la lectura, la Municipalidad Metropolitana de Lima inauguró, como parte del programa “Lima lee” el primer “Bibliometro” en la estación Central del Metropolitano, en el Centro de Lima, sistema que cuenta con 10 mil obras literarias de acceso gratuito al público.

Préstamo. Para retirar un libro del “Bibliometro” hay que tramitar un carné de lector, sin costo alguno, en el patio sur o norte de la Estación Central del Metropolitano.“Hay que acercarse con una copia del DNI, un recibo de luz o agua y una fotografía tamaño carné. El trámite no demora más de 15 minutos y el libro será prestado por un periodo de siete días”, comentó Alex Alejandro Vargas, jefe del programa “Lima lee”, añadiendo que en octubre se estarán inaugurando “Bibliometros” en los terminales Matellini, en Chorrillos, y Naranjal, en Independencia.“Me parece una buena iniciativa. Así se puede aprovechar el tiempo de espera en la cola leyendo o en los ratos libres”, comentó una joven universitaria que tramitó su carné de lector y luego retiró la obra Conversación en la Catedral del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Sanciones. El préstamo del libro es de siete días, tiempo que se puede renovar por otros siete días más. De no ser devuelto el libro en la fecha señalada, el lector estará impedido de retirar una obra el doble de días que haya demorado la devolución de la obra, como sanción. “Se dará aviso al lector por mensaje de texto y correo electrónico dos días antes de la fecha de vencimiento para recordar su devolución”, comenta Alejandro Vargas, agregando que gracias a la campaña “Lee y devuelve” actualmente hay un retorno de 8 de cada 10 libros prestados, cifra que el año pasado era dos libros devueltos de cada 10.