Temas

Mónica Canales: “Quisiera que todos los niños puedan hablar un lenguaje musical”

La directora del Coro Nacional de Niños ganó el Premio Mujer 2017
Mónica Canales: “Quisiera que todos los niños puedan hablar un lenguaje musical”

Mónica Canales: “Quisiera que todos los niños puedan hablar un lenguaje musical”

09 de Junio del 2017 - 11:51 » Textos: Fiorella T. Cortez » Fotos: Miguel Yovera

La música siempre estuvo presente en la vida de Mónica Canales. De pequeña alegraba a su familia con su voz, pero nunca se imaginó que esta pudiera convertirse en su herramienta de trabajo. Mientras estudiaba Ingeniería Agroindustrial, comenzó a llevar clases particulares de canto. A los dos meses de práctica, su maestra le recomendó presentarse a un concurso para integrar el Coro Mundial Juvenil. Lo hizo, a pesar de los temores, y viajó por dos meses a distintos países de Europa. Desde entonces su vida como coreuta y solista no se ha detenido. Ha integrado por más de diez años el Coro Nacional de Adultos del Perú y formó parte del elenco para niños desde su fundación. Primero como maestra y desde hace nueve años en la labor de directora. Su principal meta en ese cargo es acercar la música a todos los niños, pues para ella es una manera de generar un cambio en la sociedad.

¿Qué promueve el coro en los niños? 

Transmitimos valores. Nosotros tratamos de que los niños piensen en el canto como si estuvieran en un pequeño país donde sus habitantes son solidarios, porque cuanto más compleja es una canción, más se necesita del otro. Al dividir en tres o cuatro voces, cada uno canta en líneas melódicas diferentes; sin embargo, todo se mezcla y da un resultado hermoso.

¿Qué estrategias manejan para la difusión de su elenco?

El interés es siempre llegar a todos los peruanos y proyectarnos a nivel mundial. Durante el año tenemos una programación variada; por ejemplo, con ciclos de difusión como el de Tiempo Pascual, que promueve la música sacra, aquella que se realiza en las iglesias de todos los distritos de Lima. También tenemos un proyecto de música en lenguas vernáculas llamado Tinkuy. Además, cada año planeamos giras nacionales, y dejando un año, un plan de giras internacionales.

¿Cómo es la relación con los padres de los 120 integrantes del coro? 

Los padres son guías, pero es importante saber si el niño disfruta hacer música y cantar en grupo. Por eso, el proceso de selección ha ido cambiando con el tiempo. Lo interesante es que los padres han promovido la creación del Patronato Pro Coro Nacional de Niños y con su aporte hemos logrado realizar la última gira internacional a Roma. Debido a que los miembros del grupo son niños, sus gastos no están subvencionados. Por eso se requiere crear fondos para su financiamiento.

¿Quién selecciona el repertorio musical? 

Básicamente es elegido por mí. Trato de cubrir el nivel de difusión y pedagógico. Si bien nosotros somos un ente difusor, debemos pensar con qué estamos alimentando a los niños que formamos y quiénes nos escuchan. El repertorio es variado: tenemos música sacra, barroca, la recopilación de lenguas y la ópera infantil. Además, mediante los dos pilares que tiene el Ministerio de Cultura, acercamiento con el público y el acceso a la cultura, trabajamos otros proyectos que son con música popular. Por ejemplo, tenemos un concierto de rock.

¿Cuáles son las expectativas con la siguiente presentación del coro en la ópera “Pinocho”?  
En 2012 propusimos la primera temporada de ópera infantil y desde entonces se han trabajando varias obras. “Pinocho” es una zarzuela traída desde España; sin embargo, el tema de vestuario se está trabajando aquí, bajo una temática ecológica. Por otro lado, la propuesta escenográfica es muy sencilla y eso es bueno y malo para los niños porque deben cantar, actuar y bailar. Esperamos que el público pueda asistir y disfrutar del trabajo de los 30 pequeños que estarán en escena.

Hace tres meses ganaste el Premio Mujer 2017 por tu actividad destacada en el campo de las artes. ¿Qué significa este reconocimiento para tu carrera? 

Los padres lanzaron mi candidatura. Cuando me enteré, solo quería estar tranquila y no asustarme, aunque fue inevitable no mirar la votación en internet. Ha sido una pelea muy reñida, pero lo he tomado con mucha serenidad porque creo que este premio marca en mí una obligación de soñar más alto. Quisiera que todos los niños puedan hablar un lenguaje musical. Este es un coro nacional de menores de edad, pero solo lo conforman niños de Lima. Me gustaría que esta labor se diversifique un poco más.