Temas

Negligencia: El origen de los incendios forestales

Pese a que advierten que quemas están multadas y penalizadas

Negligencia: El origen de los incendios forestales

Negligencia: El origen de los incendios forestales

30 de Septiembre del 2016 - 10:27 » Textos: Thalia Vivanco » Fotos: Correo

El incendio forestal provocado por imprudencia grave al tirar una colilla de cigarro al suelo y, por lo tanto, no ser intencionado, puede ser sancionado con una pena de hasta de 10 UIT. Uno de los más grandes se produjo en el distrito de Río Tambo, en la provincia de Satipo, en Junín, el 10 de setiembre de 2016 y afectó más de 19 mil hectáreas de cobertura vegetal, cultivos y hasta nueve comunidades. Días después, las brigadas contra incendios forestales realizaban trabajos de mitigación en zonas de difícil acceso, logrando controlar los focos del incendio.

EN PELIGRO. Carlos Caballero Salas, administrador Técnico Forestal y de Fauna Silvestre de la ATFFS Sierra Centra, indicó que desde el año 2013 en la región Junín en las provincias de La Oroya, Jauja, Concepción, Huancayo y Chupaca se registró la perdida de 3 mil 205 hectáreas que han sido afectadas por los incendios forestales en sierra, además perjudicando a los pobladores, debido a que zonas familias que viven de la ganadería. Junín, Cusco, Apurímac, Puno y Pasco son las jurisdicciones que registran mayores incidencias de este tipo.

Caballero Salas, precisó que los incendios se monitorean mediante un satélite que identifica puntos de calor originados por el fuego.

Según él, en el Perú no se generan incendios forestales naturales, sino que son provocados por malas prácticas, como la conversión del bosque y pastos para agricultura y la quema de rastrojos en los campos de cultivo, acciones que están prohibidas por la Ley Forestal (N° 29763). “Todas estas prácticas deben prevenirse”, dijo.

Estas actividades combinadas con factores como la poca accesibilidad de agua, el cambio climático y las condiciones climáticas en épocas de sequía propicia que el fuego se vuelva incontrolable.

Asimismo, por las características de cada ecosistema, cada incendio es distinto y para controlarlo se requieren equipos y estrategias diferentes.

PREVENCIÓN. El administrador hizo un llamado a la población en general a actuar con responsabilidad y no efectuar quemas, ya que la Ley Forestal y de Fauna Silvestre N° 29763 y sus Reglamentos, prohiben la quema y la provocación de incendios forestales, lo cual es una infracción muy grave y como consecuencia el infractor será multado con 10 UIT, es decir, supera los 39 mil soles; asimismo la provocación de incendios forestales en la actualidad son delitos ambientales. Es más, a veces no se puede ubicar a las personas que originan el fuego y muchas de las áreas no tienen dueño. Aún así, a la fecha se cuenta con 4 personas que están siendo procesadas por este delito, 2 en la región Junín, quienes están en proceso y el resto en Huancavelica.

Aunque el Perú no cuenta con el equipamiento para controlar los incendios a nivel de países como Estados Unidos y Brasil, Caballero Salas aseguró que “se ha tenido el equipamiento necesario para avanzar en el control de incendios”. En el caso de Satipo, por ejemplo, se utilizó por primera vez un helicóptero con canasta de agua que ayudó a mitigar el fuego.

“Hay un esfuerzo para responder, pero se requiere un esfuerzo enorme de trabajo colaborativo, capacitación, equipos especializados y mayor presupuesto”, explica.

Lo más leído