Temas

Niño costero deja 34 mil casas colapsadas o inhabitables

Miles de familias forzadas a vivir en carpas o albergues. Los desastres naturales provocados por las lluvias e inundaciones han generado una crisis de viviendas. Sin embargo, no todo son malas noticias. Desde el COEN informan que existe un enfriamiento progresivo de las aguas del mar, lo que significa que el fenómeno se está debilitando

Niño costero deja 34 mil casas colapsadas o inhabitables

Niño costero deja 34 mil casas colapsadas o inhabitables

02 de Abril del 2017 - 08:10 » Textos: Karina Valencia klvalencia@grupoepensa.pe

Uno de los mayores dramas que viven las personas afectadas por el Fenómeno El Niño costero es haber perdido sus casas. Miles de familias se han visto desplazadas, obligadas a vivir en carpas o albergues, donde, en su mayoría, padecen por el hacinamiento y el limitado acceso a recursos de primera necesidad.

De acuerdo con el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), hasta el momento, las intensas lluvias, desbordes y huaicos han dejado 18,269 viviendas colapsadas, cuyos habitantes no podrán volver jamás debido al grave daño estructural que estas presentan. Además, hay 16,315 casas inhabitables, adonde los dueños no regresarán por periodos indefinidos. Esto significa que más de 34,500 familias damnificadas no cuentan con un techo.

Una de las regiones que más daños ha sufrido en las últimas semanas es Piura. Según datos del COEN, esta región registra un total de 59,258 moradas afectadas. Le sigue Lambayeque, donde hay 31,921 casas que han sufrido deterioros por los desastres.

En diálogo con Correo, el general Jorge Chávez Cresta, vocero del COEN, manifiesta que solo en Piura se ha reubicado a miles personas en los refugios establecidos, tanto en la ciudad como en sus alrededores.

“En Piura, ya se han establecido albergues para 10 mil personas y nosotros les damos techo, abrigo, alimentación y medicina. El damnificado renuncia a su vivienda y es acogido por el Estado; mientras que el afectado tiene una casa que podrá recuperar tras un breve periodo de tiempo”, explica. Además, precisa que el número de desplazados por el periodo de emergencia es mayor, ya que algunos optaron por recurrir al brazo familiar. Chávez también señala que la cifra total de damnificados en todo el Perú será evaluada por el Estado, con el fin de asignar a las familias un proyecto de vivienda en zonas donde puedan comenzar de nuevo.

CAMBIOS. La naturaleza parece haber aplacado su fuerza e ira, dando lugar a una breve calma, la cual se espera que se prolongue por las siguientes semanas. Pese a ello, el panorama aún se muestra incierto. Por ejemplo, el número de víctimas sigue subiendo. Los últimos reportes hablan de 101 fallecidos a consecuencia de los desbordes de ríos, inundaciones y huaicos provocados por las torrenciales lluvias en diversas zonas del país. Solo en la región de Piura, se registraron ocho muertos, 27,981 damnificados y 287,336 afectados.

El general Chávez aseguró que la “tranquilidad” que se vive en el norte durará hasta el martes 4 de abril. Este corto periodo puede ser empleado por las autoridades locales y regionales para identificar posibles fracturas de diques o erosiones en las márgenes de los ríos, cuyos caudales se incrementaron en las últimas semanas y que se irán reduciendo de manera paulatina.

El cambio positivo se genera como resultado de la llegada de los vientos del Anticiclón Pacífico Sur, que han provocado un enfriamiento de las aguas de la zona norte del país. “Hay una especie de tranquilidad en el sentido de que las lluvias van a ser de ligeras a moderadas en la región norte (...) La intensidad de las precipitaciones está decreciendo porque los vientos del sur están enfriando las aguas”, aseguró Chávez.

IMPACTO. Por otro lado, el vocero del COEN indicó que solo en Bajo Piura, donde se encuentran las zonas de Catacaos, Cura Mori, Chato Chico, entre otros distritos, se han rescatado a más de 4500 personas en estado de riesgo. Además, aseguró que el aumento del número de fallecidos no se encuentra relacionado con el efecto directo de los temporales, sino con circunstancias como el debilitamiento de viviendas precarias establecidas en zonas fuertemente golpeadas por las intensas lluvias y huaicos.

“Hay que validar si cada muerte sucedió como resultado de la emergencia. Puedo asegurar que como consecuencia directa de las inundaciones no hubo ni un solo fallecido”, expresó.

Chávez también recalcó que el cálculo de áreas de cultivo afectadas asciende a 38,971 hectáreas, cifra que se representa una extensión similar a la suma de Miraflores y Barranco. “Ambos distritos equivalen al área que se podría medir y que fue afectada en sus cultivos”, sostiene.

NIÑO HASTA MAYO. Con respecto al informe del comité encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN), el cual señala que el fenómeno climatológico podría extenderse hasta mayo, Chávez Cresta manifestó que esto es posible, ya que el enfriamiento de las aguas del Pacífico se desarrollará de manera gradual, y logrará cubrir hasta el límite marítimo de la zona norte del Perú, entre fines del mes de abril y la segunda semana de mayo.

“El enfriamiento de las aguas se hace de manera progresiva. Le puedo afirmar que ya se enfrió de Áncash para abajo. Pero no solo debe enfriarse la superficie de las aguas, sino también las zonas calientes que se hayan a una profundidad de entre 50 y 100 metros. Todo indica, según la tendencia con que está avanzando, (que será) a fines de abril”, refirió.

PANORAMA. El vocero del COEN sostiene que su institución se encuentra realizando un trabajo minucioso para brindar seguridad en la información que da a la ciudadanía sobre las cuencas y el estado de los ríos. Señaló que, según datos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), en los próximas días se podrán presentar precipitaciones pluviales no críticas en la región Piura. Sin embargo, en Tumbes, exhortó a la población a mantenerse alerta a los cambios climatológicos que se han pronosticado en la zona.

“El reporte que se lanzó sobre la situación en Piura señala que habrá lluvias de ligeras a moderadas, pero en Tumbes se tendrá de moderadas a fuertes (...) Estamos trabajando desde el COEN con una precisión científica para determinar los lugares específicos en donde tendremos que desplegar los medios de ayuda y las zonas donde se hallan los elementos de respuesta del Estado, como las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y Bomberos, para actuar de manera inmediata”, finaliza.

CIFRAS

101 fallecidos a nivel nacional se han reportado tras los desastres.

3.5 toneladas de alimentos fueron trasladados a caseríos de Olmos, en Lambayeque.

Innovación

Sitio web monitorea desastres naturales

En vista de la emergencia nacional, las personas podrán reportar y ubicar geográficamente las incidencias que vivan por el Fenómeno El Niño costero, a través del portal “Monitoreando los Eventos Extremos”, de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), el cual centralizará la data sobre hechos de interés para los usuarios.