Temas

Peatones pasan penurias por las obras viales inconclusas

Transitar por las zonas aledañas al puente Bella Unión, 28 de Julio, Guzmán Blanco y la Carretera Central se ha convertido en un desafío

Peatones pasan penurias por las obras viales inconclusas

Peatones pasan penurias por las obras viales inconclusas

12 de Mayo del 2017 - 06:29 » Textos: Grecia Llanos / gllanos@grupoepensa.pe » Fotos: H.Curotto

El caos impera en la ciudad durante las denominadas horas punta. Sin embargo, el panorama se agrava en las zonas donde la Municipalidad de Lima, el Gobierno y las empresas de servicios cierran las calles para la ejecución de obras.

Peatones, trabajadores, conductores, fiscalizadores municipales y efectivos policiales son protagonistas de batallas que se desarrollan en pistas cercanas al puente Bella Unión, las avenidas 28 de Julio y Guzmán Blanco, en el Cercado de Lima, y en la Carretera Central (Línea 2 del Metro).

El problema radica en que el desorden pasa de ser transitorio a perenne, debido a que los proyectos viales presentan retrasos o están detenidos .

INFIERNO. En la primera cuadra de la avenida Universitaria, las pistas son utilizadas como veredas, debido al bloqueo de vías por la construcción del puente Bella Unión.

Frente a las autoridades, los buses cruzan por la berma central, las mototaxis llevan hasta cuatro pasajeros, y los autos colectivos se estacionan en cualquier parte.

El peatón expone su vida al caminar esquivando los buses y subir a uno en movimiento. “No tenemos otra opción”, se justifica un joven.

Esta obra, pendiente desde el año 2013, fue iniciada en julio de 2015. El alcalde de Lima, Luis Castañeda, prometió culminarla en 18 meses, pero esto no ocurrió. Tras varias paralizaciones, el burgomaestre ha asegurado que estará lista recién en julio.

Un panorama similar, e incluso más peligroso, se registra en la Av. 28 de Julio, cerca al óvalo Jorge Chávez, donde la comuna limeña debió construir una alameda que formaba parte del by-pass.

Actualmente, el terreno esta cercado y dificulta el desplazamiento peatonal. Los únicos pasajes abiertos para transitar no tienen luz y están llenos de piedras. A solo unas cuadras se ejecuta la reparación de pistas en la Av. Guzmán Blanco, otra obra retrasada.

Para el coronel Carlos Malaver, jefe de la División de Tránsito, las obras inconclusas o abandonadas acrecientan la congestión vehicular. “A la falta del municipio, se le suma la irresponsabilidad de los peatones y conductores, quienes no respetan las normas”, refirió.


DATO:

Apertura

Fuentes del municipio de Lima señalaron que la reparación de la avenida Guzmán Blanco está pronta a culminarse.