Temas

Policía se encuentra grave luego de ser masacrado por unos matones

Agente se halla postrado en la cama luego de que intentara defender predio familiar que se encuentra en disputa

26 de Febrero del 2017 - 11:04 » Textos: Julio Chatta

La disputa de un terreno en la urbanización Santa Elena, en la Junta Vecinal Pacheco Céspedes del Cercado de Tacna, dejó con graves lesiones al SOS PNP Jorge Saira Saira (54) el pasado 18 de febrero. Los familiares de la víctima señalan como responsables a 20 matones contratados por un supuesto empresario inmobiliario que buscaría apropiarse de un predio de 220 m2.

La ciudadana Mayinca Medina Arredondo, esposa de Saira, sostiene que desde el 15 de febrero es víctima de acosos y daños materiales de parte de Hugo Guerra, quién pretendería despojarla del terreno que heredó de su madre Mercedes Arredondo en el 2012, ya que le derribaron con maquinaria un muro de bloquetas que hacía de cerco perimétrico y destrozaron una casa prefrabricada de madera tras un asalto con matones.

“Me encontraba ausente ese día y los vecinos me avisaron que mi casa era invadida, llegué al lugar y pedí ayuda de mis familiares para defender mi terreno y fuimos agredidos por personas provistas de objetos contundentes, incluso recibimos amenazas de muerte. Mi esposo e hijo (Jair Saira Medina de 21 años) por apoyarme resultaron heridos”, indicó Medina.

Según efectivos de la comisaría Central, el incidente más grave en la disputa del terreno ocurrió a las 23:20 h del 17 de febrero, cuando el policía Jorge Saira, que labora en el Escuadrón Águilas Negras, estando en su día de franco acudió al llamado de auxilio de su cónyuge y la pasó mal.

Esa noche, Saira utilizó su pistola personal e hizo disparos disuasivos (al aire), pero fue acorralado por un grupo de personas desconocidas y golpeado brutalmente, al igual que su hijo Jair. Los vecinos tuvieron que llamar al 105 y varios efectivos de Radiopatrulla se constituyeron a la zona.

Saira resultó con cortes múltiples en el rostro y brazo derecho, contusiones y traumatismo en el cuerpo, mientras el hijo con policontusiones y fractura en dos dedos de la mano derecha. La Policía Nacional del Perú intervino a Diego Igarza Hurtado (21) como un presunto agresor, y Mayinca Medina denunció a Hugo Guerra como el instigador de la agresión y daños. Esas personas sindicadas, quedaron libres poco después y la tensión continúa en Santa Elena.

Lo más leído