Temas

Dicen que pasando por esta puerta puedes rebajar tus pecados

Miles aprovecharon el domingo para acudir al Santuario del Señor de Locumba que se encuentra en Tacna

12 de Septiembre del 2016 - 09:32 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Diario Correo

“No ando muy bien de salud, por eso espero que el señor me ayude ahora, a él le tengo toda la fe del mundo porque anteriormente ya me ha ayudado. Vine muy enferma por un accidente que sufrí y él me acompañó siempre”, relató Gladys Monsalva Cardenas de Iquique, Chile. Ella viene a Tacna desde hace 10 años y es su costumbre recorrer los reductos religiosos de San Lorenzo, Locumba y finalmente el Señor de los Milagros.

OPORTUNIDADES

En busca de una nueva oportunidad, la extranjera atravesó la denominada “puerta santa” del santuario junto a su amiga. Su recargada agenda sólo le permite participar de la actividad hasta mañana.

Su caso es similar al de Eduardo Cuentas (50). Él llegó desde Ilo junto a su familia. Narra que la devoción al Cristo de los pies quemados nació con sus padres y él como cabeza de familia cumplirá con transmitirlo a sus predecesores. “Esta imagen representa la fe de mi hogar. El señor bendijo a toda mi familia y sí es cierto que es milagroso. Mi devoción es una herencia que mi padre nos ha dejado. Ellos nos han traído y de igual forma estoy trayendo a mis hijos y ellos también traerán a mis nietos”, contó pocos segundos después de conseguir que el presbítero Orestes Mamani bendijera su imagen.

La mayoría de los fieles aprovechó el domingo para encomendarse al altísimo. Cuenta la tradición que al celebrarse el Año Santo de la Misericordia, basta pasar por la puerta santa del santuario para conseguir una rebaja de los pecados cometidos. El requisito antes de ingresar al reducto es realizar una breve catequesis que es acompañada del credo y el cumplimiento de los sacramentos como la confesión y la comulgación. “Es un regalo muy grande que sólo se da en años jubilares y en iglesias específicas”, comentó Gabriel Albuquerque, seminarista de la Diócesis de Tacna y Moquegua.

El religioso impartía el mensaje con los peregrinos que arribaban a la iglesia de diferentes parte del Perú. “Con solo pasar por la puerta uno puede conseguir la remisión, rebaja o desaparición del tiempo de permanencia en el purgatorio para ir al cielo”, decía a los pasantes

Sólo el último sábado atravesaron la puerta más de 800 fieles, la mayoría integrantes de las 42 parroquias de la Diócesis de Tacna y Moquegua. Ellos así como la mayoría de delegaciones que visitan el santuario durante el año quieren la indulgencia plenaria.

“Casi todo el año han sido muchas delegaciones que nos han venido a visitar. Con la manifestación del monseñor al pedir que todas las parroquias en su aniversario que vengan al santuario”, relató Orestes Mamani.

“Lo que la iglesia insta es que antes que un patrimonio cultural el Señor de Locumba es patrimonio espiritual”, añadió.

Lo más leído