Temas

Tasa de menores infractores de la ley se duplica en 15 años

Robo y violación sexual son los delitos que más han cometido. Adolescentes que infringen la ley tienen un familiar en prisión, abandonan colegios y consumen drogas.

Tasa de menores infractores de la ley se duplica en 15 años

Tasa de menores infractores de la ley se duplica en 15 años

28 de Noviembre del 2016 - 07:35 » Textos: Grecia Llanos gllanos@grupoepensa.pe

La acción criminal de los adolescentes es un problema que se está agudizando en el país. Según un informe del Ministerio de Justicia (Minjus), del 2000 al 2015 se ha duplicado la tasa de menores infractores que fueron atendidos en el Sistema de Reinserción Social del Adolescente en Conflicto con la Ley Penal, a cargo del Poder Judicial.

En ese periodo, la cifra creció de 3387 a 6611, el aumento más significado se dio en los últimos cinco años. En el 2015, de cada 100 mil adolescentes, 285 registraron algún tipo de conflicto con la ley penal y en su mayoría terminaron privados de su libertad en un Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación (ver infografía).

DELINCUENCIA. El estudio, elaborado por el Observatorio Nacional de Política Criminal del Minjus, detalla que el robo en todas sus variantes (42.8%) y la violación sexual (16.2%) son los principales delitos cometidos por los infractores. En el primero incurren por motivaciones económicas.

“Al considerar que estos actos son realizados por individuos en edades formativas e implican el uso de violencia requieren de medidas urgentes para mitigarlas”, señala el informe denominado “Cómo son los adolescentes infractores en el Perú”.

Además, precisa que el 35.7% de los adolescentes infractores provienen de Lima y la mitad viven en una zona urbano-marginal con alta incidencia de pobreza y un alto nivel de prevalencia de violencia. La tendencia transgresora es elevada en adolescentes de 16 y 17 años, quienes no terminan la educación básica regular.

ENTORNO. El censo realizado este año en los centros juveniles revela que 4 de cada 10 menores que han infringido la ley tienen un familiar en prisión o abandonaron su hogar antes de cumplir los 10 años. En tanto, uno de cada dos ha consumido drogas.

Por otro lado, advierte que la capacidad máxima de albergue en los nueve centros de internamiento es de 1473, pero hasta diciembre de 2015 atendieron a 1943 personas.

Según Víctor Quinteros, director de Política Criminal y Penitenciaria del Minjus, se requieren reformas estructurales para lograr la reinserción de los menores.

Lo más leído