Temas

Marco Aurelio Denegri sobre la 'TV basura': “No hay ninguna ley que prohíba embrutecer a la gente" (VIDEO)

Un reconocido crítico, un antropólogo y un psicólogo conversaron con Denegri sobre la televisión basura en el Perú

Marco Aurelio Denegri sobre la 'TV basura': “No hay ninguna ley que prohíba embrutecer a la gente" (VIDEO)

Marco Aurelio Denegri sobre la 'TV basura': “No hay ninguna ley que prohíba embrutecer a la gente" (VIDEO)

08 de Marzo del 2017 - 20:03 » Textos: J. Ayma » Fotos: Correo

El programa La función de la palabra presentó en su reciente edición en TV Perú un especial con fragmentos de tres entrevistas que realizó Marco Aurelio Denegri al crítico de televisión Fernando Vivas, al antropólogo Bernardo Cáceres y al psicólogo Manuel Arboccó de los Heros donde el tema central era la televisión basura.

¿RETROCESO EN LA TELEVISIÓN?

Marco Aurelio Denegri recordó que el filósofo Jean-Paul Sartre decía que la estupidez es muy peligrosa porque es un arma que tiene y fomenta el sistema u orden establecido para adormecer la conciencia y para que la gente no piense. Aprovechando la cita, el polígrafo consideró que la televisión en cuanto ha contenido ha tenido un “patente retroceso”.

En ese sentido, el crítico Fernando Vivas sostuvo que la televisión peruana origina en él un profundo pesimismo y rabia por el contenido, pero intenta ver la semilla de algunos procesos que se pueden mejorar.

En el terreno de la ficción creo que nos falta mucho. El Perú fue una potencia de televisión cuando exportó ‘Simplemente María’, una telenovela que tenía rasgos muy novedosos como los tuvo después las telenovelas brasileñas (…) y el periodismo hay una sobre abundancia de programas y hasta de canales (…) tal vez debería desaparecer un canal y unos cuantos programas para que mejoren otros. Y en el humor por ejemplo, a mí me gusta reírme, me divierto mucho con los programas de humor, pero hay unos absolutamente intragables, dijo.

FASTIDIAR A LOS ANUNCIANTES

Ante la pregunta de qué se puede cambiar si surge la excusa del rating, Fernando Vivas argumentó que se debe "fastidiar" y criticar a los anunciantes en televisión. “Hay que estimular para que otros productores de ficción y que los guionistas hagan algo mejor en otro canal”.

Marco Aurelio Denegri resaltó también que el nivel del televidente ha bajado ostensiblemente y remarcó que luego de una sociedad ágrafa, de oralidad primaria, y de una sociedad de la escritura, de oralidad secundaria, ahora estamos viviendo una época de visión primaria y de interconexión fundamental. “Por lo tanto la lectura queda deprimida, automáticamente hay menos lectura”.

¿QUÉ PASÓ CON EL CONTENIDO CULTURAL?

Marco Aurelio Denegri indicó que se debe tener en cuenta que el consumidor de televisión de la era digital, el Homo Videns de Giovanni Sartori, es un nuevo tipo de televidente: del zapping, sin poder concentrarse, y en busca de nuevos estímulos. Es el que vive feliz con los cuatro ismos de la era digital: el inmediatismo, el fragmentarismo, el superficialismo y el facilismo.

El polígrafo recordó que los propietarios de los medios de comunicación privados de los primeros años de la década de 1960 no eran gente de cultura, pero hacían programas culturales. Sin embargo, "estos mismos señores hicieron barbaridades" años después, entonces se preguntó, ¿qué pasó?

Para el antropólogo Bernardo Cáceres esto se debía a una demanda más sofisticada cuando la televisión peruana llegaba a un público menor de la zona metropolitana de las principales ciudades, “un público más culto, más informado”, por lo cual se le daba una oferta televisiva que ese público apetecía.

“Cuando los medios comienzan a ser masivos, a llegar a todo el territorio, el sistema educativo se va deteriorando, que es lo que ha pasado en los últimos 30 años, ya la demanda por calidad del público no es tal. Evidentemente si al empresario se le dan las facilidades de hacer lo que le da la gana con los medios de comunicación, pues hará lo que menos esfuerzo le cueste y lo que mejor venda, explicó.

LIBERTINISMO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Marco Aurelio Denegri afirmó que hay un principio general de derecho, según el cual uno puede hacer todo aquello que la ley no prohíbe. “No hay ninguna ley que prohíba embrutecer a la gente, la persona que en un programa televisivo está esparciendo basura no está cometiendo ningún delito”, dijo. Por lo que crear un tribunal de ética en la televisión para ver qué contenido es basura o no, termina cuestionado por una supuesta amenaza a la libertad de expresión.

Ante esto, Bernardo Cáceres sostuvo que el Estado como propietario del espectro electromagnético debería plantear ciertos parámetros de calidad a los propietarios de los medios privados y que estos tendrían que cumplir como responsabilidad, ya que en el Perú la autorregulación en la televisión es absurda.

“Sería otro ismo, el libertinismo de los medios de comunicación. Si uno piensa que el espectro electromagnético es patrimonio de la Nación y que se pone en concesión a empresarios, estos deberían utilizarlo dentro de ciertos parámetros. Es como si dijera que vamos a poner el agua, que es un recurso público, para que lo administren ciertas empresas privadas. No podemos permitir que para aumentar sus ventas le pongan colorante y saborizante al agua, quizá con efectos nocivos, pero que van a hacer que el público desinformado quiera comprar el agua de ese distribuidor, no podemos hacer eso, estaríamos atentando contra la salubridad”, expresó.

LA TELEVISIÓN NO SE ENVILECIÓ SOLA

Marco Aurelio Denegri aclaró que la televisión basura en el Perú es un fenómeno relativamente reciente, con aproximadamente no más de 17 años con los talk shows, cómicos ambulantes, entre otros programas. Agregó que la televisión peruana no se envileció de la noche a la mañana y que se si compara con la televisión de los años 60 y 70 existe una diferencia notoria.

Para el psicólogo Manuel Arboccó de los Heros la televisión no se ha envilecido sola porque ha ido reflejando de a pocos el “envilecimiento de una sociedad”. Remarcó además que el fenómeno de televisión basura, radio basura y prensa basura tiene alrededor de dos décadas, algo que coincide cuando los especialistas comienzan a hablar de la era de la postmodernidad.

“La televisión es un fenómeno no solo peruano, hoy en día se ve claramente cómo en Argentina, en Chile, en Colombia, en Italia, los trabajos de Sartori por ejemplo. Hay una suerte de hacer una forma de televisión para atraer audiencia utilizando de manera exagerada o la violencia, o la vulgaridad, o el morbo y esto resulta”, expresó.

TELEVISIÓN NO INVITA A ESFORZARSE

Ante la pregunta de Marco Aurelio Denegri de por qué la basura vende, Manuel Arboccó de los Heros sostuvo que hay varios elementos que contribuyen al consumo de estos contenidos en televisión como la necesidad de una masa enorme fácil de manejar y el aflojamiento de la ciertas instituciones como la familia.

“Por ejemplo el tema del esfuerzo, leer, estudiar, investigar requiere un régimen especial en el cerebro. Algo que se ha comprobado es que la concentración, la atención y el esfuerzo no es lo sólito, el estado natural del cerebro es buscar de alguna manera el esparcimiento. Este tipo de televisión no invita a esforzarse", finalizó.

Puede leer:

Marco Aurelio Denegri: “Uno ama no lo que quiere, sino lo que puede" (VIDEO)