Temas

Seis de cada diez perfumes en el Perú se venden por catálogo

La competencia se ha incrementado en esta categoría, especialmente en fechas conmemorativas, cuando la facturación aumenta
Seis de cada diez perfumes en el Perú se venden por catálogo

Seis de cada diez perfumes en el Perú se venden por catálogo

04 de Septiembre del 2017 - 08:55 » Textos: María C. Medina » Fotos: Correo

En los productos cosméticos y de higiene personal, el canal de la venta directa a través de catálogos tiene un papel preponderante, y en el segmento de perfumería es todavía más competitivo.

Según Fiorella Solari, gerente de Marketing de Producto de Natura, en los últimos años el consumidor peruano ha mostrado una característica aspiracional que ha permitido el desarrollo de marcas de lujo y extralujo que también se encuentran en la perfumería.

“Lo que estamos viendo en el Perú es la incorporación de nuevas marcas. Hay mucha competencia en el segmento de perfumería. Tenemos información sobre que de cada diez perfumes que se venden en el Perú, seis se venden por catálogo a través de la venta directa”, señaló a Correo.

PREFERENCIAS. La importancia de la venta directa hizo que la compañía brasileña utilice su área de investigación para desarrollar una herramienta que agrupe las fragancias según caminos olfativos y ocasiones.

Con esta cartilla, las consultoras pueden identificar con más facilidad el tipo de fragancia que el cliente requiere, de una franja más acotada.

“Generalmente, la peruana busca una intensidad bastante potente, por eso hemos enriquecido mucho nuestras fragancias florales y aquellas con mayor concentración de aroma”, indicó.

Mientras que las mujeres se van más por perfumes florales, los varones buscan los olores cercanos a la madera. “En el caso masculino, es más sencillo, porque solo hay tres caminos olfativos, pero el amaderado es el ganador”, explicó.

ESTRATEGIAS. En base a estas preferencias, la compañía ha ido presentando nuevos productos y preparando distintas estrategias para fechas conmemorativas como el Día de la Madre, del Padre, San Valentín o Navidad.

“Lo tenemos contemplado muy de cerca porque momentos como el Día de la Madre o Navidad son muy representativos para la facturación de la categoría. En estos casos, el producto puede ser complementado con algún hidratante o alguna extensión de línea (un neceser o una cartera)”, explicó.