Temas

Arequipa: 312 obras regionales no fueron liquidadas

Proyectos datan las gestiones de Daniel Vera y Juan Manuel Guillén Benavides
Arequipa: 312 obras regionales  no fueron liquidadas

Arequipa: 312 obras regionales no fueron liquidadas

22 de Mayo del 2017 - 09:25 » Textos: Gisela Vilca

Trescientos doce obras de infraestructura pública ejecutadas en las gestiones de los expresidentes regionales de Arequipa, Daniel Vera Ballón y Juan Manuel Guillén Benavides no han sido formalmente entregadas ni cerradas, pues no se ha hecho la liquidación de obra.

Así lo informó el subgerente de Supervisión y Liquidación de Proyectos (SLP) del GRA, Edy Hugo Ñaca Bailón.

Se trata de trabajos viales, agrícolas, de educación y salud, las cuales en el 2015 sumaban 464 y fueron efectuados entre el 2004 y 2014. El Gobierno Regional de Arequipa (GRA) comenzó a corregir esta situación y formalizó 152 de estos casos entre el 2015 y 2016. En síntesis, faltaba la regularización de algunos documentos, desde informes finales hasta expedientes técnicos. “En los informes finales de ejecución de la obra se contempla una memoria descriptiva, planos postconstrucción, el detalle financiero del gasto realizado, el movimiento de almacén de materiales y presupuesto que se ejecutó, así como la valorización física de las metas realizadas”, indicó el gerente regional.

NEGLIGENCIA: Edy Ñaca reveló que esto significa que hubo descuido o falta de interés en las gestiones anteriores, porque no se hizo seguimiento a todas las etapas de los proyectos.

No es posible señalar si hubo o no alguna irregularidad en estos casos, pero lo que sí quedó claro es que no se cumplió lo señalado por la Contraloría, organismo que emitió la Resolución N° 195 -88 que indica que, una vez culminada la obra debe procederse a la recepción y a su liquidación.

“Desconozco si la Contraloría tiene conocimiento de esto, pero nosotros como gerencia hemos hecho los informes correspondientes sobre el estado en que encontramos esto”, comentó el gerente de SLP, para precisar que los 312 proyectos de infraestructura aún pendientes de formalización deben ser atendidos de oficio.

“Este es un procedimiento que está establecido en una directiva de la entidad y contempla recopilar la información financiera sobre el gasto realizado, lo que nos va a permitir ver el monto exacto. Consiste también en realizar un levantamiento de la obra ejecutada y valorización física de lo que se encuentra”, explicó el alto funcionario del GRA.

COSTOS. Este procedimiento le significaría al Gobierno Regional un gasto de 15 mil soles por cada obra, toda vez que implica trabajo de campo, considerando que, en la mayoría de los casos, los proyectos están en provincias.

“La represa San José de Uzuña es una obra que fue liquidada en el 2015, falta transferirla a Autodema, pero aún queda por sanear el terreno donde la construyeron, que es de una comunidad campesina”.

“Es como armar un expediente técnico nuevo de lo que existe en el campo”, subrayó, tras señalar que este trámite contempla una parte técnica, realizada por un ingeniero y arquitecto; y otra financiera, a cargo de un contador.

Según Edy Ñaca, a causa de esta negligencia, sin duda habrá procedimientos sancionadores hacia los funcionarios que no hicieron cumplir la norma y esto será reportado en su informe final. No obstante, manifestó que esperan culminar la liquidación de todas las obras este año.

Entre estos casos figura el proyecto de agua potable y desagüe en la parte alta de Paucarpata, ejecutado en la gestión del expresidente regional Juan Manuel Guillén y que es investigado, pues al parecer no se colocó la tubería que se había propuesto en el expediente inicial .

“La obra está paralizada hasta que se encuentre a los responsables, y no podemos intervenir, porque sería avalar lo que se cometió”, finalizó.

  • 15 mil soles cuesta armar un expediente nuevo para proceder a la liquidación de obras
  • 13 años pasaron antes de entregar formalmente algunos proyectos regionales

Faltas. Precisan que en la ejecución de los diferentes proyectos existió descuido para que se puedan cerrar todos los procesos.