Temas

Arequipa: Chatarrero es testigo clave en robo de hangar militar

Ministerio Público evalúa si hay elementos suficientes para comenzar investigación por presunto delito

Arequipa: Chatarrero es testigo clave en robo de hangar militar

Hangar militar fue instalado a fines del 2016.

16 de Mayo del 2017 - 09:50 » Textos: Mónica Cáceres » Fotos: Josué Ramos

Las declaraciones del chatarrero que vendió parte de los andamios robados en la base militar de La Joya en Arequipa, serían claves para conocer cómo es que se produjo el hurto de un hangar de 100 x 50 metros en este recinto.

De acuerdo con el acta de intervención policial levantada por el suboficial Alex Quino Condori, el 1 de abril de este año, fue un chatarrero identificado como Edwin Condori, quien se encargó de vender la carga a la señora Sandra. R. C. de 40 años, representante de una empresa dedicada al reciclaje de metales con sede en la urbanización Industrial, Paucarpata.

Esta empresaria identificó al vendedor, quien hasta el momento no ha prestado declaración en la Policía o Ministerio Público. Su testimonio permitirá saber cómo es que obtuvo los andamios y demás partes del hangar que fueron robados al Ejército Peruano.

Desde el inicio, esta situación fue puesta de conocimiento al fiscal de la Segunda Fiscalía Penal Provincial de Arequipa, Helbert Rivera Begazo. Es esta sala del Ministerio Público la que hoy debe precisar si hay o no elementos suficientes para iniciar una investigación sobre el particular y en la que se incluiría nuevas declaraciones del general de Brigada del Ejército, Ángel Florencio Pajuelo Jibaja y todos los incluidos en las investigaciones policiales.

Cabe señalar que, además obra en manos del fiscal el acta de Constatación Policial efectuada por el suboficial PNP Luis Alberto Montemayor, donde se da cuenta del reconocimiento que se efectuó en el depósito de la empresa que compró la chatarra, en la Urb. Umapalca de Sabandía y donde no se halló más material proveniente del hangar robado en marzo.

La carga fue incautada por la Policía mientras duren las investigaciones. Se trata de chatarra de perfiles de aluminio de diferentes medidas y de un peso total de 15 mil kilos, aproximadamente. El destino de este lote será también decidido por el Ministerio Público.