Temas

Diálogos de Correo: Hospitales atienden como postas médicas

Nosocomios se han visto agobiados con atenciones de patologías menores cuando deberían tratar enfermedades complejas

Diálogos de Correo: Hospitales atienden como postas médicas

Representantes del sector expusieron la problemática que existe en salud.

03 de Marzo del 2017 - 10:29 » Textos: Ibón Machaca » Fotos: Josué Ramos

Las patologías que más se atienden en los hospitales de Arequipa, extrañamente, no son aquellas de alta complejidad. El Goyeneche, con más de 105 años de servicio, tiene a la faringoamigdalitis como la patología de mayor incidencia. Mientras que en el Honorio Delgado la mayor incidencia la encabezan las infecciones respiratorias, digestivas y alergias.

Ambos establecimientos se encuentran dentro del nivel III, vale decir son hospitales que brindan atención en casos de alta complejidad y, por lo tanto, tendrían que atender el 5 y 10% de la demanda, según lo establece la Norma Técnica N° 0021 del Ministerio de Salud; sin embargo, ocurre todo lo contrario.

Correo organizó en su sección Diálogos de Correo, un encuentro entre las autoridades de Salud de Arequipa para abordar este agudo problema sobre la sobrecarga de atenciones que sucede en la región y en el país.

En este evento participó el gerente regional de Salud, Gustavo Rondón Fudinaga, quien se encuentra al frente de la entidad desde hace cinco meses y que desde su punto de vista se trabaja en un profundo cambio del sistema de atención. “...hay una especie de déficit crónico en salud, esto se ha venido arrastrando y ahora se ha formado un dique, como haber represado los problemas”, señaló.

Acudió también el director del hospital Goyeneche, Juan Manuel Zevallos Rodríguez, médico psiquiatra, quien señaló que producto de la centralización de los servicios, los médicos se han visto saturados de trabajo y hasta afectados en su salud, física y emocional. “Es una realidad que preocupa, porque los recursos que se tiene tanto en infraestructura, como equipamiento y personal son limitados por muchas causas. En primer lugar porque no existe una política nacional por la cual se recojan los hospitales dentro del tiempo de vida. En Arequipa, nuestros hospitales más emblemáticos tienen poco más de 50 años y el otro le dobla en antigüedad”.

También aportó con sus ideas el decano del Colegio Médico de Arequipa, Wilfredo Pino Chávez, quien manifestó que este trabajo de la descentralización ha marchado de manera deficiente desde el Gobierno central.

“Hay varias estrategias que se tienen que aplicar, pero la más importante es invertir en salud, ya que no es un gasto, es hacer que los peruanos estemos en mejores condiciones de producir, porque si estamos enfermos no vamos a producir más”.

El camino. A lo largo de la jornada de trabajo que se desarrolló en las instalaciones de diario Correo, se planteó algunas soluciones. El gerente regional Gustavo Rondón manifestó que durante su actual gestión se ha cuadruplicado el presupuesto (28%) a fin de reforzar los primeros niveles de atención en salud.

En ese sentido, se planteó la implementación de un sistema de anillo de muro de contención para que nos ayude a desconcentrar los hospitales. “Nosotros hemos identificado que los hospitales del Honorio y Goyeneche podríamos reducir su embalsamiento de atenciones en un 40% si se potencia cinco establecimientos de salud. Estamos hablando de Hunter, Mariano Melgar, Paucarpata, Cono Norte y Miraflores, de esos cinco lugares viene entre el 32 y 40% de problemas de partos, diabetes y algunas cirugías que podrían ser hechas en estos establecimientos con todas las garantías del caso”, señaló. Para el decano de los médicos, una estrategia de solución es la inversión. “ Invertir en salud no es un gasto, es hacer que los peruanos estemos en mejores condiciones de producir porque si estamos enfermos no vamos a producir más”, indicó. Mientras que para el director del Goyeneche es necesario dotar de más recursos a los nosocomios, especialmente, personal. “Hace 20 años, la población era la mitad de lo que es actualmente; es decir, aumentó en número, necesidades y envejeció, por lo que tiene más problemas de salud, pero increíblemente los recursos humanos no han crecido”, manifestó.