Temas

Discusión entre alcaldes por playa Quebrada Honda (FOTO Y VIDEO)

Burgomaestres de Camaná y Matarani sientan posición y reclaman dominio de playa.

24 de Noviembre del 2016 - 07:16 » Textos: Ricardo Alarcón » Fotos: Ricardo Alarcón

El alcalde de Camaná, Yamil Vásquez, y la alcaldesa del distrito de Matarani en Islay, Regina Lavalle, tuvieron ayer un tenso encuentro al coincidir en la playa Quebrada Honda, centro de la controversia limítrofe que mantienen ambas provincias.

Los burgomaestres llegaron con sus funcionarios para reafirmar su dominio sobre esta franja de tierra.

VISITA. Regina Lavalle Sullasi alcaldesa visitó la zona donde su comuna ejecuta un acceso carrozable para que las personas de cualquier parte del país puedan ingresar a esta playa. Ha invertido la cantidad de 789,973.75 soles para habilitar un promedio de cuatro kilómetros y medio de vía. La autoridad edil estuvo acompañada de un grupo de pobladores y periodistas quienes al término del recorrido aprovecharon para bañarse.

Al poco tiempo, llegó al mismo lugar el alcalde de Camaná, Jamil Vásquez, resguardado por sus funcionarios, vecinos de Quilca y periodistas. Trajo consigo una maquinaria para impedir que continúen con los trabajos, según manifestó.

Por unos instantes se produjeron roces entre pobladores a la entrada de la playa en la costanera y en el misma orilla de la playa, por lo que tuvo que hacerse presente el Comandante de la Comisaría de Mollendo, Jaime Boza Troncoso, con un contingente policial para evitar enfrentamientos entre los pobladores de ambas localidades.

Las autoridades tuvieron que ser apartadas de la gente para que puedan entablar un diálogo y se evite un conflicto.

INTERVENCIÓN. Regina Lavalle indicó que seguirá con la ejecución de la mencionada obra para que la población pueda ingresar a la playa. Mientras tanto Jamil Vásquez, pidió a su par que respete el statu quo de no efectuar obras hasta que el Gobierno Regional defina el tema de límites.

La alcaldesa solicitó la inmediata intervención de la Gobernadora Yamila Osorio para definir la propiedad de esta área, mientras que Jamil Vásquez, anunció que oficiará al responsable para que se retire unas cadenas colocadas en el ingreso a la ribera y que impiden el libre acceso.

En la diligencia estuvo presente el abogado de un supuesto “propietario” de apellido Mejía, quien indicó que 600 hectáreas no están inscritos en Registros Públicos y que tienen un certificado de posesión brindado la municipalidad de Quilca.

Ambas autoridades cuestionaron la pretendida propiedad que realizó el letrado.

Una mesa de diálogo se ha abierto entre las autoridades de Islay y Camaná para resolver el conflicto limítrofe.

Lo más leído