Temas

El proyecto del viaducto Salaverry está aún en punto muerto

Obra carece de licencia social, no tiene el permiso de la Dirección Desconcentrada de Cultura, y para los colegios profesionales existen deficiencias técnicas
El proyecto del viaducto Salaverry está aún en punto muerto

El proyecto del viaducto Salaverry está aún en punto muerto

31 de Agosto del 2017 - 11:20 » Textos: Brenda Flores-Castro

El inicio de la construcción del viaducto Salaverry-Malecón Socabaya está previsto para dos meses y, sin embargo, la propuesta ha demostrado ser técnica y socialmente inviable, aún cuando el alcalde provincial, Alfredo Zegarra, insiste en su construcción por considerarlo la solución del problema de transporte en Arequipa.

El proyecto no tiene el visto favorable de los colegios profesionales ni el permiso de la Dirección Desconcentrada de Cultura. Sumado a ello, está el rechazo por parte de los vecinos que serán afectados una vez que inicien los trabajos.

El viaducto Salaverry es un subproyecto de la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA) que forma parte del proyecto SNIP N°77745, “Mejoramiento del Sistema Integrado de Transportes (SIT) de la ciudad de Arequipa”.

Consiste en un túnel de un 1 kilómetro de longitud que inicia en el óvalo de Vallecito, Av. Salaverry y va hasta el óvalo del Palomar con la Av. Venezuela, requerirá una inversión de 110 millones de soles, monto que será asignado por el Gobierno nacional.

Según el expediente técnico, la parte superficial de la vía consta de cuatro carrilles destinados para los buses de transporte urbano y el túnel de dos carriles, uno de norte a sur y viceversa, que tiene 8.20 metros de ancho y seis metros de altura, para el transporte particular.

Tendrá dos salidas de emergencia en el cruce de Tacna y Arica y San Juan de Dios, mientras que en la superficie instalarán tres paraderos en Av. Parra, calle San Juan de Dios y Av. Salaverry, donde transitarán los buses de las doce empresas ganadores de la licitación del SIT.

El gerente de Desarrollo Urbano de la MPA, Alexander Madariaga, señaló que se tiene previsto iniciar la obra en octubre y demorará 12. Durante este tiempo se instalarán cuatro puentes portátiles (bailey) que solucionaría la congestión vehicular y que estarán ubicados en las calles Tacna y Arica con Alvarez Thomas, San Juan de Dios y Quiróz, la Merced y la Av. Parra, y calle Paz Soldán con Tarapaca.

OBSERVACIONES. Una vez conocido el proyecto, el Colegio de Ingenieros de Arequipa solicitó a la municipalidad la entrega del expediente técnico, que luego de ser evaluado por los profesionales, tuvo cuatro observaciones que deben ser subsanadas antes de comenzar el proyecto.

La mayor dificultad es el diseño en la vía del túnel donde consideran solo dos carriles, lo que hace ver el riesgo de posibles accidentes, precisó el decano de los ingenieros, José Flores Castro Linares en entrevista con Correo.

El gerente Desarrollo Urbano, Alexander Madariaga, explicó que “como esta vía es de un solo sentido y no hay giros a los lados, entonces el carril cumple la función de trasladar los 20 mil vehículos que pasarán”. Al respecto, José Flores Castro respondió que será responsabilidad de la MPA si se opta por este criterio.

La segunda dificultad es el estudio de suelos, ya que se abrió calicatas de ocho metros, cuanto el expediente indica que las obras serán a doce metros de profundidad.

La tercera observación es el estudio sanitario. La comuna presentó antecedentes del drenaje pluvial del 2003, los mismos que serían datos obsoletos y que no se ajustan a la realidad.

En ambos casos, el funcionario de la MPA indicó que no se cometió ningún error, explicando que, mediante simples cálculos matemáticos, resulta que los estudios realizados son válidos.

La última observación es que no se cuenta con el Estudio de Impacto Ambiental. El ingeniero Alexander Madariaga manifestó que la obra requiere la aprobación de un instrumento gestión ambiental, por ser una obra en curso. “El proyecto general es el SIT y ya empezó con el intercambio del Palomar”, puntualizó.

El informe final de subsanación de observaciones sería entregado esta semana, para recibir el visto favorable de los profesionales, con lo que el decano del Colegio de Ingenieros concluyó que los argumentos deberán ser bien sustentados para su aprobación.

ARQUITECTOS y cultura. El decano del Colegio de Arquitectos de Arequipa, Félix Solís, solicitó hace dos meses el expediente técnico del viaducto Salaverry para determinar el impacto urbanístico de la obra en la ciudad, sin embargo, la municipalidad aún no respondió a su pedido.

“Que aún no nos den la documentación nos hace pensar que el expediente debe tener defectos o algo no está muy claro”, señaló el profesional.

El gerente de Desarrollo Urbano respondió al reclamo señalando que, primero esperarán la aprobación del Colegio de Ingenieros para remitir el proyecto al demandante.

Una situación similar a la de los arquitectos es la de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Arequipa. Al tener incidencia directa con el Centro Histórico, el viaducto Salaverry debe contar con el permiso de la mencionada entidad.

El representante de Cultura se reunió a inicios de Julio con los técnicos municipales, quienes mediante un acta de compromiso, prometieron entregarles este documento el 19 de julio. “Me parece un poco irresponsable hacer una licitación cuando el proyecto todavía no cuenta con el permiso de Cultura”, dijo el encargado de la oficina desconcentrada, Franz Grupp.

El funcionario de la municipalidad señaló que le alcanzarán lo requerido esta semana.

VECINOS. Los principales opositores a la ejecución del viaducto Salaverry son los vecinos de Vallecito, Salaverry y Umacollo, quienes reiteradas oportunidades salieron a las calles para protestar en contra del proyecto.

A los pobladores les preocupa el impacto social y ambiental que tendría en sus zonas, y más aún cuando no se cuenta con los permisos para iniciar las obras en octubre como se tiene previsto. “Nosotros le rogamos al alcalde Alfredo Zegarra que recapacite y replante una nueva obra”, dijo el representante de los vecinos, Armando Espino.

  • 110 millones de soles es la inversión que se requiere para el viaducto Salaverry.
  • 12 meses durará ejecución del proyecto del viaducto Salaverry.

Licitación. La primera licitación para la construcción del viaducto fue declarada desierta por no contar con propuestas.

Alfredo Zegarra Tejada, alcalde provincial de Arequipa. “Nosotros no vamos a iniciar el viaducto hasta que tengamos todos los documentos que nos solicitan (...) pero a todos los que se oponen a la reforma de transporte en les digo que ya no hay retroceso”.

Alexander Madariaga, gerente de Desarrollo Urbano. “Queremos como municipalidad allanar el camino con un proyecto que está debidamente aprobado, con ello entendemos que la mayoría de las preocupaciones van a ser salvadas”.