Temas

Emergencia hídrica por 90 días en el valle de Tambo

Temen que la falta de agua sea tan severo como en el año 1989. Agricultores deben reducir siembra de arroz.

Emergencia hídrica por 90 días en el valle de Tambo

Emergencia hídrica por 90 días en el valle de Tambo

25 de Septiembre del 2016 - 10:29 » Textos: Gisela Vilca » Fotos: Gisela Vilca

La Autoridad Nacional del Agua (ANA), mediante Resolución Jefatural N°249-2016, declaró ayer y por 90 calendarios, el estado de emergencia hídrica en e valle de Tambo. La medida señala que la urgencia alcanza a los ámbitos de la Autoridad Administrativa del Agua Administración Local del Agua (AAA) Caplina - Ocoña - Moquegua- Tambo-Alto Tambo.

En este sentido, se asumirá de inmediato la ejecución de siete pasos para palear la falta de agua en esa parte de Islay. Lo primero será la instalación del Comité de Coordinación de Emergencia presidido por la AAA Caplina-Ocoña, que estará conformado por las Administraciones Locales de Agua (ALAs) comprendidas en la zona en emergencia, los operadores de infraestructura hidráulica, representantes de los gobiernos regionales y los diferentes sectores de usuarios de agua, a fin de agilizar la adopción de medidas que resulten necesarias.

La segunda medida de la emergencia es tener planes de contingencia que deben ser elaborados por los operadores de infraestructura hidráulica y en un plazo no mayor de diez días hábiles. Estos deben ser vistos por la Autoridad del Agua en cada localidad y deberán incluir restricciones en la captación, distribución y uso de agua, asimismo modificaciones de planes de distribución de agua, y priorización de acciones de operación y mantenimiento que permitan reducir las pérdidas del recurso.

Una tercera medida es la aplicación de restricciones en el ejercicio de las asignaciones de agua que deberán ser dispuestas por la AAA Caplina-Ocoña, en un plazo no mayor de diez días y ser ejecutadas mientras dure la emergencia por los operadores bajo la supervisión de la ALA correspondiente.

Además, debe establecerse control en la distribución de caudales que deben ser ejecutadas por los operadores de infraestructura hidráulica, bajo la supervisión de la ALA . Se suma a este conglomerado de acciones la operación de redes de pozos subterráneos. Para tal efecto, se debe identificar estos pozos. Además, es necesario fijar monitoreo a la calidad y cantidad de los recursos hídricos en las fuentes naturales y embalses de regulación. Todo esto debe ir acompañado de un programa de sensibilización en la comunidad sobre la importancia del agua y la conservación de cuencas.

SEQUIA. La declaración de emergencia obedece al estiaje previsto en la zona y que temen sea tan severo como en 1989. Y es que la Autoridad Local del Agua de la zona advirtió que el aforo del río Tambo actualmente es de 5.4 m3/s cuando debería ser 7 m3/s y para octubre se prevé 4m3/s, en noviembre 5m3/s y diciembre llegaría a 6m3/s.

La escasez hídrica es un hecho, dijo el administrador del ALA Tambo - Alto Tambo, Wenceslao Cieza, tras advertir incluso a Sedapar que se mejore el tratamiento del agua porque cuando el aforo baja a 6 m3/s, la presencia de boro y arsénico se incrementa y eso afectaría a la población.

A los agricultores les pidió que reduzcan sus siembras de arroz que inician en octubre porque habrá escasez de agua o que opten por otros cultivos con menos uso del líquido elemento.

Este problema de escasez de agua se acrecienta aún más porque Moquegua, a cargo de la administración de la represa Pasto Grande, ha propuesto dar solo 2.6 héctómetros cúbicos de los 8.2 que le corresponde al valle de Tambo en temporada de estiaje (Setiembre a Diciembre), porque la presa no llenó lo suficiente.

Tambo, se ha puesto fuerte y acordó hacer prevalecer esta dotación, pero será la AAA Caplina- Ocoña la que tome una decisión técnica.

“Nos piden no cultivar productos con alta demanda de agua o que reduzcamos siembras pero es imposible poder hacerle entender a los agricultores que están acostumbrados a sembrar su arroz de octubre a noviembre para mejorar los suelos porque les permite tener un suelo apropiado para las próximas siembras de papa y ajo”, dijo Jesús Cornejo presidente de la Junta de Usuarios de Tambo.

SIEMBRA. En el valle se siembra de 6 mil a 9 mil hectáreas de arroz anualmente. “La falta de agua ya se siente, y ya se pronunciaron varias autoridades que se avecina la escasez y la cosecha de arroz es la que sufrirá”, señaló Juan Cárdenas Gonzáles agricultor del sector El Arenal, quien también se encuentra preocupado.

Contó que el año pasado sembró 10 hectáreas, pero la producción fue baja, de 50 sacos por topo que es lo normal que se obtiene solo logro 35 sacos por topo, porque también hubo poca agua pero este año sería peor porque Pasto Grande quiere darles menos agua.

No sé cuánto sembraré, voy a esperar hasta noviembre qué alternativa nos dará la junta de usuarios sino tendré que reducir mi siembra porque cambiar de cultivo es difícil, nosotros ya tenemos un mercado”, comentó.

Dejar de sembrar señaló que es imposible porque el arroz es el cultivo más seguro y tienen ganancia asegurada.

POZOS. La esperanza de Juan Cárdenas es perforar pozos para obtener agua del subsuelo donde hay bolsones del líquido elemento.

“Creo que hacer 5 a 10 pozos en todo el valle ayudaría mucho por que esperar a que se haga Paltuture es mucho tiempo”, dijo tras señalar que ansía una solución más aún porque en el 2008 se derivó el río Vizcachas a la represa Pasto Grande asimismo recientemente la minera Quellaveco se llevó las aguas del río Titire y Moquegua ha cortado el río Chincune porque hizo una presa. “Tambo se queda cada vez con menos agua”, dijo.

La Punta pide apoyo para perforar pozos y obtener agua

El presidente de la Junta de Usuarios de La Punta de Bombón, Gustavo Prado, precisó que tienen 1,180 agricultores que cultivan sobre 2 mil hectáreas, y ha elaborado proyectos para perforar 7 pozos tubulares de 15 a 30 metros de profundidad, con el fin de usar el agua subterránea, pero no tiene presupuesto. “Nosotros haríamos uno o dos con gestión, pero falta para otros cinco ”, dijo.

Ante ello pidió el apoyo del gobierno. Por cada pozo se requiere S/.300 mil.

  • 4 a 5 mil agricultores siembran en Tambo, ellos cultivan de 13 mil a 15 mil hectáreas.
  • 2008 fue el año en que el río Vizcachas fue derivado a Pasto Grande para afrontar el déficit.

Lo más leído