Temas

Estas son las cosas curiosas que hacen para recordar al ser querido (VIDEO)

Familiares visitaron a sus difuntos en su día porque al ser amado nunca se olvida.

03 de Noviembre del 2016 - 01:50 » Textos: Gisela Vilca » Fotos: Gisela Vilca

Han pasado 13 años desde que José Luis Torreblanca Masias (7) falleció, pero su padre René Torreblanca no lo olvida y llega como todos los años al pie de su nicho en el cementerio de Socabaya. Ayer en el Día de los Muertos le llevó una serenata a ritmo de pinquillo (flauta) y sicuris.

AMOR.“A un hijo nunca se olvida así pasen los años, él (José Luis) ahora habría tenido 20 años”, dijo mientras tocaba su bombo.

Como él, en este camposanto también encontramos a Robert Pilco, quien pintaba el nicho de su pequeño Mathias de color verde claro. “Quiero que se vea más alegre”, dijo al narrar que hace 7 años perdió a su pequeño de 1 año de edad. “Tenía tres hijos, pero ahora solo tengo dos y extraño a mi chanaco”, dijo.

En tanto, Fabiana Mamani llegó hasta la tumba de su hermana Juana quien falleció hace 23 años. Junto a su sobrino Melecio Mamani, le colocaron flores y una corona pero tanto quiso Fabiana a Juana que incluso besó su nicho.

En este camposanto no faltaron otras familias que llevaron wawas, pan, algunas cervezas para brindar y hasta comida para compartir junto a sus seres queridos que partieron al más allá.

En el cementerio de Paucarpata, la música tampoco faltó, muestra de ello, los cuatro hijos y el esposo de Teodosia Saravia de Vargas hicieron que una banda de músicos le tocarán hermosos huainos al pie de su nicho en el pabellón San Nicolás. Ella murió hace un año, pero su esposo Juan Vargas e hijos aún lucían el luto. “Su partida nos dejó un hondo dolor y vacío, pero siempre recuerdo cuando me decía que sea algo en la vida”, narró su hijo Juan Vargas.

En tanto, los 8 hijos de Martha Huallpa y Guillermo Chuctaya bailaron al pie de los nichos de sus padres quienes fueron sepultados en el mismo pabellón denominado Virgen de Chapi. ”A una madre y un padre nunca se olvida”, señaló Marco Chuctaya.

En este cementerio tampoco faltaron quienes cantaron para los difuntos, entre ellos encontramos a Clara Linda Layme, una dama aficionada de música folclórica. “Soy de Tiabaya y es la primera vez que cantó en un cementerio”, comentó.

Lo más leído