Temas

Pescadores informales depredan las algas marinas en el litoral

Autoridaes no hacen control a compañías
Pescadores informales depredan las algas marinas en el litoral

Pescadores informales depredan las algas marinas en el litoral

27 de Febrero del 2017 - 11:32 » Textos: Mónica Cáceres - Ricardo Alarcón » Fotos: Ricardo Alarcón

En la última década, la comercialización de algas marinas en el país ha ido en aumento. Consideradas parte de los productos no tradicionales para exportación, su extracción se ha convertido en parte de los intereses de pescadores artesanales e ilegales que incumplen las disposiciones que regulan el sector para depredar sistemáticamente la costa peruana.

Las algas son utilizadas, por lo general, para exportación y utilizadas como materia prima en la industria internacional y también para consumo humano, principalmente en países como China, Japón y Taiwan, a donde se destina gran parte de los envíos peruanos, además de España y Canadá.

La regulación de la actividad está en manos del Ministerio de la Producción, PRODUCE, pero en síntesis resulta confusa. Las declaraciones de veda de ciertas especies de algas y la variación en las cuotas de extracción, por lo general, son obviadas por los pescadores que se dedican a esta actividad, tal como hacen con la disposición principal: solo se puede retirar las algas que son varadas por el mar, es decir, no se puede extraer o barrer como en la actualidad se hace en Tacna, Moquegua y Arequipa.


CARGAMENTO. Esto se evidencia claramente en los últimos operativos que han estado a cargo de Produce y Aduana en el sur.

Hacia la segunda mitad del 2016, junto al Ministerio Público, estos organismos intervinieron 34 contenedores conteniendo algas marinas de especies no autorizadas y que se pretendía sacar del puerto de TISUR en Matarani por la empresa exportadora Globe Seaweed International SAC., la que no había cumplido con la documentación y autorización, exigidas para la comercialización de las algas.

El gerente de la Producción en Arequipa, Wagner Díaz Zaravia, explicó que para esto se requieren dos certificados otorgados por su dependencia, los cuales autorizan la extracción, colecta o acopio de las algas con vigencia de dos años , así como el que permite el procesamiento de estos productos.

Los aspectos de la comercialización y fiscalización quedan en manos de Produce y Aduanas.

Efectivamente, se han hecho varias incautaciones, todas ellas a cargo de Produce, y se han detenido cargas por no contar con la documentación requerida. No tenemos competencia en estos asuntos”, señaló el gerente regional de la Producción.

La incautación de los contenedores de Goobed quedó registrada en el informe 1751-2016 Sunat-3n0500, y es materia de investigación también por el Ministerio Público. La carga quedó detenida en los almacenes del puerto hasta ahora. Sin embargo, esta no es la única vez en que se ejerció fiscalización sobre la misma empresa.

En julio del año pasado, trece toneladas de macroalgas marinas prohibidas de extracción fueron retenidas en La Joya en un operativo a cargo de la Dirección General de Supervisión y Fiscalización del Ministerio de la Producción y efectuado en los almacenes de la mencionada compañía. Ahí se vio que Globed International no tenía los certificados de procedencia que deben ser otorgados por el Ministerio de la Producción.


PESCADORES. En Islay, los pescadores artesanales ven con preocupación las operaciones de empresas como esta y alegan que se han utilizado barretas para sacar las algas.

Globe Seaweed International SAC comenzó a operar en el 2004 en Matarani. Posee el almacén de acopio más grande en la zona, a la salida de Matarani, cerca del Grifo Señor de los Milagros.

Pescadores provenientes de diversas partes de Arequipa llevan hasta allí lo que han recolectado o extraído, sin distingo. Aunque en la oficina de Pesquería en Islay informaron que solo se acepta las algas varadas, los mismos pescadores confirmaron que apelan a lo que pueden para recoger o extraer las algas y venderlas al acopiador. Cabe señalar, que una disposición del Gobierno Regional permite la comercialización solo de las “algas varadas”.

No hay fiscalización, no hay cómo hacer que se cumpla esta disposición”, señaló uno de los pescadores que hallamos en el almacén. Prefirió no dar su nombre, como hicieron otros, pues temen que luego no puedan vender lo que consiguen.

Y es que las algas que son comercializadas, son también ecológicamente significativas y de gran impacto en el hábitat marino. Las algas marinas pardas, como el aracanto se utilizan mayormente como materia prima para la extracción de alginatos. Se trata especialmente de dos especies, la Lessonia nigrescens y la Lessonia trabeculata que provienen de las costas de Arequipa y Moquegua.

La Resolución Ministerial N° 404-2016-Produce, autorizó la extracción del mencionado recurso en el área marítima contigua al litoral del departamento de Arequipa. La Dirección General de Supervisión y Fiscalización de Produce debía entonces coordinar con la Gerencia Regional de la Producción del Gobierno Regional de Arequipa, las acciones necesarias para el seguimiento de los volúmenes de desembarque extraídos por cada embarcación y el cumplimiento de las cuotas que fija la misma disposición legal para cada una de las especies.

No obstante, el gerente de la Producción indicó que las fiscalizaciones deben ser básicamente programadas por Produce y no por su despacho.

El Ministerio de la Producción (PRODUCE), estableció que la cuota de extracción del recurso macroalga Lessonia trabeculata (aracanto o palo) ascenderá a 28,677 tonelada durante el 2016 en todo el país.

Características de una de las especies. El recurso aracanto o palo (Lessonia trabeculata) es considerada como una especie clave y su excesiva extracción podría alterar el ecosistema marino, ya que alberga una importante cantidad de distintas especies de peces e invertebrados. Se usa para extraer alginatos que sirven de materia prima para la industria textil, de alimentos, farmacéutica, dental, entre otras.