Temas

RENIEC: 350 personas recuperaron su identidad debido a errores ortográficos

Su nombre mal escrito fue para ellos una barrera imposible de salvar debido al costo del proceso judicial.

RENIEC: 350 personas recuperaron su identidad debido a errores ortográficos

RENIEC: 350 personas recuperaron su identidad debido a errores ortográficos

03 de Noviembre del 2016 - 12:56 » Textos: Nery Alemán » Fotos: Difusión

Trescientas cincuenta personas, entre niños, adultos y ancianos de Arequipa, recuperaron su identidad perdida por los errores ortográficos de quienes tienen la delicada tarea de registrar nacimientos, en los municipios de los distritos más alejados de las provincias de Caylloma y La Unión.

La meta fue alcanzada gracias al trabajo conjunto entre magistrados y especialistas del Poder Judicial, y técnicos del Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec), en la campaña “maratónica”, cumplida durante los meses de setiembre y octubre.

La evaluación final, se conocerá en las siguientes semanas, debido a que aún están por concluir algunos de los procesos judiciales abreviados que fue necesario entablar por esta iniciativa, explicó la responsable del Programa Justicia en tu Comunidad, Dra. Rita Valencia Dongo.

ERRORES. Los errores más comunes se encontraron en la forma de escribir nombres. “Los registradores, algunos con escaso conocimiento de la forma correcta de escribir, colocaban nombres como sonaba para ellos”, explica la magistrada.

De esa forma, se encontró nombres como Inés, escrito como “Yenesa”; Bonifacia, puesto como “Bonefacea”; Benogia, por “Begonea”; Rocío, por “Rosio”.

Dichos errores transformaron la vida de los afectados, primero al momento de acudir a la escuela y ser llamados de una forma distinta a la que creían era su nombre de pila. Más adelante, esto se convertía en un problema al momento de la inscripción del Documento Nacional de Identidad (DNI), porque la persona no reconocía el nombre inscrito en la partida. Y como si la cadena no fuera suficientemente larga, la inscripción del nacimiento de los hijos tampoco podía hacerse de forma correcta y mucho menos pensar en acceder a los programas sociales.

En una comunidad alejada, donde el acceso a la justicia se ve tan distante, era imposible para la gran mayoría de los afectados, entablar un proceso legal de rectificación de nombre. La tasa judicial equivale a 100 soles sumado al pago por el servicio de un abogado, fácil se requería 500 soles.

“En la mayoría de casos, fue suficiente la rectificación certificada y administrativa a cargo del Reniec, solo en el 30% de los casos, fue necesario hacer los procesos judiciales. Con todas las pruebas a la mano, un juicio que podía tomar hasta 6 meses o un año, se concluyó en un día y en dos”, explicó la doctora Valencia Dongo.

La tarea incluyó capacitar a los registradores, y la conformación de una red informativa directa para apoyo mutuo en caso de dudas.

La Dra. Rita Valencia Dongo destacó la importancia de las emisoras municipales en la difusión de la campaña.

Lo más leído