Temas

Cifras de la anemia no bajan en Ayacucho

Últimos resultados de la Endes preocupan

Cifras de la anemia no bajan en Ayacucho

Cifras de la anemia no bajan en Ayacucho

09 de Marzo del 2017 - 09:43 » Textos: Miguel Núñez » Fotos: Correo

La anemia, esa enfermedad que genera graves consecuencias en la salud de los menores de 36 meses y afecta a más de la mitad de los niños, no disminuye en la región Ayacucho, pese a que se invierte demasiado presupuesto.

De acuerdo a los últimos resultados que publicó la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes), la anemia persiste en un 52.8% de niños, cifra que incrementó casi tres puntos porcentuales a comparación del 2015.

Este tema, que representa un verdadero problema de salud pública y evidencia deficiencias en el trabajo de las instituciones involucradas, supera el nivel promedio del país, donde también incrementó de 43.6% a 43.8%.

A respecto, el titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa), Héctor Montalvo Montoya, aseguró que la causa principal es la falta de un adecuado trabajo de articulación entre diversos sectores que incluyen a los gobiernos locales.

También, mencionó que desde el sector salud han cumplido con los indicadores necesarios para aportar en la reducción de la anemia, como la entrega de multimicronutrientes, garantizar la lactancia materna exclusiva, las indicaciones necesarias durante el parto; sin embargo, no todos se están sumando a este esfuerzo y como resultado se tienen estas cifras negativas.

“Si desde el sector estamos cumpliendo con nuestros indicadores, entonces por qué continuamos tan mal. Luego de diversos análisis que realizamos, este tema no compete exclusivamente a la Diresa, sino a otras instituciones”, subrayó.

Por esta razón, señaló que viene efectuando las coordinaciones necesarias para lograr el objetivo de impulsar una labor que incluya al sector Vivienda, Construcción y Saneamiento, Educación, Agricultura, los gobiernos locales y los programas sociales.

ACCESO. Por otro lado, uno de los problemas que también aportan a la enfermedad de la anemia en los niños ayacuchanos, es el bajo porcentaje de la población que accede al agua saludable y según el funcionario más del 80% no cuenta con este servio.

Cabe señalar que entre las causas que produce este mal es la falta de ingesta de alimentos ricos en hierro y micronutrientes, conocido como las Chispitas, reducción de la lactancia materna durante los seis primeros meses de vida, niños prematuros y bajo peso al nacer.

De igual manera, los principales problemas que están relacionados al incremento de la anemia es la existencia de un discurso de articulación multisectorial que en la práctica no es efectiva. Además, persiste intervenciones aisladas y no coordinadas y una débil organización y empoderamiento de las autoridades y líderes.

A todo ellos se suma, en distintas familias el rechazo de algunas madres para preparar los micronutrientes.

En cuanto a la desnutrición crónica la situación es muy diferente y disminuyó hasta cuatro puntos porcentuales en comparación al 2015. Los resultados de la Endes provienen de las encuestas realizadas a familias al interior de la región Ayacucho durante el 2016.