Temas

Áncash: Fiscalía vigilará que Vargas ejecute los trabajos de emergencia por lluvias

Comité Provincial de Defensa Civil acuerda emitir exhortación a autoridad regional para que atienda pedidos de trabajos por intensas lluvias. En caso de incumplimiento, la Fiscalía de Prevención del Delito accionará conforme a sus facultades y podría remitir caso a una fiscalía penal

Áncash: Fiscalía vigilará que Vargas ejecute los trabajos de emergencia por lluvias

Áncash: Fiscalía vigilará que Vargas ejecute los trabajos de emergencia por lluvias

16 de Febrero del 2017 - 09:55 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La gestión del gobernado regional de Áncash, Enrique Vargas Barrenechea, será vigilada de cerca por el Ministerio Público a fin de que cumpla con atender los requerimientos de la provincia del Santa, frente a las intensas lluvias.

ACUERDOS. El Comité Provincial de Defensa Civil de la provincia, sesionó ayer de manera extraordinaria y acordó, por mayoría, exhortar al gobernador Vargas a implementar acciones inmediatas frente a las lluvias, en el marco de la declaratoria de emergencia dada por el Gobierno Central por las intensas precipitaciones, en nuestro departamento.

La exhortación quedará plasmada en un documento que será enviado en breve al despacho de la autoridad regional, con copia a la Fiscalía de Prevención del Delito. En caso exista incumplimiento, esta fiscalía actuará conforme a sus competencias y podría solicitar la intervención de una fiscalía penal que inicie una investigación contra Vargas o sus funcionarios por incumplimiento de funciones o exposición al peligro.

El pedido fue planteado por la comisionada de la Defensoría del Pueblo, Roslin Viillanueva Ramírez y excepción de los representantes del Poder Judicial y el Ministerio Público (quienes se abstuvieron por la naturaleza del planteamiento), todos los demás miembros del Comité de Defensa Civil, votaron a favor.

En el caso del río Lacramarca, los representantes de la Junta de Usuarios señalaron que se debe pedir al Gobierno Regional que se ejecuten trabajos en todo el cauce, mientras que en el río Santa se priorizarán zonas contenidas en las fichas de evaluación de daños, que ya tiene la secretaría técnica de Defensa Civil.

El segundo acuerdo, en el marco de las medidas de la emergencia por lluvias, está referido a buscar una reunión con el gobernador regional para que escuche la problemática de los alcaldes y dirigentes de juntas de usuarios. Aún no se definió fecha de esta plenaria.

Y es que en cada una de las exposiciones que hicieron las autoridades municipales, presentes ayer en la reunión, se evidenció molestia por lo que ellos consideran “desidia” de parte de los representantes de la institución regional.

Cabe señalar que en la reunión convocada de emergencia el día de ayer, uno de los grandes ausentes fue el gerente de la Subregión Pacífico, Arturo Ramos. El secretario técnico de Defensa Civil, Guillermo Abril, afirmó que se cumplió con dar parte de la reunión al funcionario de una de las unidades ejecutoras más grandes del Gobierno Regional de Áncash (GRA).

La ausencia del funcionario de confianza de Vargas también fue criticada por las autoridades presentes, sobre todos los representantes de la juntas de usuarios y regantes.

PROBLEMAS. Antes de adoptar los acuerdos, cada uno de los alcaldes o sus representantes de Defensa Civil tomaron la palabra para exponer la situación que atraviesan sus distritos.

Todos coincidieron en señalar que es necesario que los trabajos se ejecuten ahora, que ha disminuido la intensidad de las lluvias. Recordaron que históricamente, el mes de marzo es uno de los más álgidos en cuanto a precipitaciones.

El alcalde del distrito de Santa, Germán Rojas, alertó que se tienen como puntos críticos los sectores Suchimán y Tablones, ya que hay hasta 300 hectáreas de cultivo que podría ser arrasadas ante un eventual desborde del río Santa.

Dijo que su distrito el año pasado remitió fichas técnicas de 10 diez puntos que requerían atención con trabajos de descolmatación a los largo del río Santa, pero que ninguno de ellos han sido atendidos por el GRA.

“Actualmente el caudal del río Santa está entre 350 a 400 metros cúbicos por segundo, no hay alerta de desborde, pero no tenemos que esperar que eso suceda, este es el momento para actuar con labores de prevención”, señaló.

En el caso del distrito de Moro, su alcalde, Fernando Villón Sotelo, informó que ante la primera emergencia, se han distribuido plásticos y herramientas a los pobladores de los caseríos afectados por deslizamientos y lluvias.

Dijo que el caserío de Quillhuay es uno de los más afectados hasta el momento, ya que las aguas han dificultado el acceso a este lugar. La maquinaria con la que cuenta la Municipalidad Distrital de Moro, es insuficiente, señaló.

Uno de los distritos más golpeados con las primeras manifestaciones de precipitaciones ha sido el de Cáceres de Perú, también conocido como Jimbe. El secretario de Defensa Civil de este lugar refirió que aunque las lluvias han parado en las zonas bajas, en este momento se están presentando precipitaciones en los caseríos situados en las zonas altas. Es así que ello ha ocasionado que por lo menos cuatro pueblos en este momento queden prácticamente aislados.

“Debido a las emergencias que hemos tenido, nuestro almacén ha quedado desbastecido, necesitamos herramientas, queremos que nos ayuden”, enfatizó.

Aunque en el caso del distrito de Samanco, la alcaldes Dora Loloi dijo que las aguas del río Nepeña ya han calmado, dijo que los desbordes han causado daños en las compuertas de agua de los agricultores de los sectores de Patillos, La Huaca y el Arena.

En Nepeña, se pidió seguir realizando trabajos en las quebradas San Juan y Solivín y también pedir el apoyo del Gobierno Central.

Finalmente en Nuevo Chimbote se expuso que hay cien pueblos en peligro, sobre todo los que se ubican en las invasiones, ya que debido a la infraestructura de sus techos, son vulnerables ante lluvias intensas.