Temas

Áncash: Suman 9 los muertos como consecuencia de las fuertes lluvias y los huaicos

Una agricultora de Moro fallece tras caer al río Loco cuando intentaba cruzar por un tronco, mientras que dos ancianos del distrito casmeño de Yaután pierden la vida por huaico. Por último, en Quillo, una mujer muere tras el desprendimiento del techo de su precaria vivienda

Áncash: Suman 9 los muertos como consecuencia de las fuertes lluvias y los huaicos

Áncash: Suman 9 los muertos como consecuencia de las fuertes lluvias y los huaicos

23 de Marzo del 2017 - 09:16 » Textos: Miguel Ríos-Diego Cáceres » Fotos: Correo

A nueve ascendió en número de personas fallecidas en las provincias de Áncash del Santa, Casma y Yungay como consecuencia de las fuertes lluvias y huaicos registrados en esta parte del país en lo que va del año. Entre los últimos casos se encuentra el de una mujer del distrito de Moro, quien perdió la vida al caer al río Loco; en tanto, en el distrito casmeño de Yaután dos ancianos murieron tras la caída de un huaico. Por último, en Quillo, una mujer fue aplastada por el techo de su precaria vivienda.

CAE AL RÍO. La última víctima mortal a causa de los desastres en la provincia del Santa es la agricultora Cirila Teodora Guerrero Lavorio (55), quien murió ahogada al caer al río Loco, en el distrito de Moro, cuando cruzaba un peligroso puente artesanal, que consta solo de un tronco de madera.

Según testigos, la tarde del martes último, la mujer intentó cruzar el río, a la altura del caserío de Huambacho, con el apoyo de un poblador. Sin embargo, ambos resbalaron y cayeron al agua. Lamentablemente, Cirila Guerrero fue arrastrada por la fuerte corriente y sólo la otra persona logró salvarse.

Posteriormente, tras una intensa búsqueda, los restos de la mujer del campo fueron hallados en el sector de Puente Colorado.

Las autoridades informaron que Cirila Guerrero murió a consecuencia de un traumatismo encéfalo craneano severo y ahogamiento.

La página de Facebook Moro al Día difundió un impactante video en el que se observa a dos jóvenes luchando porque el río Loco no los arrastre; ambos también intentaron cruzar por el tronco desde donde cayó la agricultora.

Vale recordar que en Moro ya se han registrado más muertes. En febrero último, un agricultor de 66 años falleció tras ser arrastrado por las aguas cuando intentaba cruzar el río Grande, cuyo caudal se encontraba cargado de lodo proveniente de un huaico.

En tanto, a mediados de marzo, una niña de cinco años perdió la vida tras ser aplastada por una enorme roca, la cual se desprendió de un cerro a causa de las fuertes lluvias.

Otras dos muertes se registraron la semana pasada en el sector de Rinconada, en Chimbote. Se trata de un niño y una niña, quienes perecieron luego que un huaico destruyera su vivienda.

EN CASMA. En la provincia de Casma también se han reportado más fallecimientos. Dos ancianos de los sectores “Pucapacza” y “Tomeque”, ubicados en el distrito de Yaután, perdieron la vida tras la caída de dos cerros debido a una intensa lluvia torrencial.

La mañana del sábado, un huaico habría originado el deslizamiento del cerro “Pucapacza” sepultando a Moisés Chuyos León (65), quien se encontraba en su vivienda refugiándose de la intensa lluvia; ya en horas de la tarde y bajo las mismas circunstancias fue encontrada Elisa Illan Huerta (86). Su cuerpo fue hallado en el sector de “Tomeque”.

La tarde del lunes último, los moradores de la zona tuvieron que rescatar los cadáveres de entre el lodo, piedras y desmonte. El subprefecto distrital César Cotillo Alfaro confirmó el deceso de ambas personas. La comuna de Yaután se viene haciendo cargo del sepelio de estas dos personas.

En total, suman tres fallecidos a causa de las torrenciales lluvias en la provincia de Casma. El primero fue en el sector Quichán, caserío de Jaihua en el mismo distrito. Un helicóptero de la Policía Nacional rescató el cuerpo de la víctima.

MUERTE EN QUILLO. La primera víctima mortal a causa de los desastres en el distrito de Quillo, de la provincia de Yungay, es Fortunata Amelia Granados Zacarias (70), quien fue aplastada por el techo de su vivienda en el sector Huacuy Alto.

El hermano de la fallecida, Víctor Granados, narró los detalles del lamentable suceso y confirmó que hasta el momento no se ha podido identificar a tres comuneros desparecidos el mismo día, quienes se teme también hayan muerto.

“Mi hermana ya fue sepultada. La preocupación sigue en la comunidad y tememos lo peor. Ninguna autoridad ha llegado para brindarnos ayuda. Las lluvias y deslizamientos han lavado la laderas casi totalmente, y tendremos que buscar otro lugar donde vivir y trabajar”, señaló, preocupado, el pariente.

ZONAS AFECTADAS. En las zonas donde se han registrado las muertes, en la provincia del Santa, hay muchas personas que lo han perdido todo y que se encuentran aisladas debido a la interrupción de las vías de acceso.

En el sector de Rinconada, en Chimbote, suman 2304 los habitantes afectados por las lluvias y los huaicos.

El juez de paz de la zona, Alberto Cruz Valverde, informó que son 506 familias las que han quedado en la calle a causa de la fuerza de la naturaleza.

Explicó que tras esta emergencia se han conformado 31 ollas comunes, las cuales son abastecidas con el apoyo que viene llegando a esta zona.

Alberto Cruz detalló que es necesario que se rehabiliten las vías de acceso a este sector y que llegue más apoyo como agua, alimentos y medicinas.

Por su parte, el alcalde de Moro, Fernando Villón Sótelo, indicó que hasta la fecha 16 caseríos de su distrito se encuentran aislados a causa de los huaicos.

En tal sentido, la autoridad indicó que llevar apoyo a estas zonas resulta una tarea difícil pues no existe pase para vehículos y que, por ende, para llegar se deben realizar caminatas de hasta 8 horas por los cerros.

El burgomaestre indicó que aún hace falta alimentos para llevar a las zonas afectadas y combustible para las máquinas que trabajan en la rehabilitación de las vías. 

Desayunos de Correo

Lo más leído