Temas

Áncash: Temen perjuicio para 23 mil hectáreas de cultivos por retraso de lluvias

Junta de Usuarios del Santa advierte pérdidas en sembríos de productos de pan llevar y también en frutas por retraso de las lluvias. En tanto en Casma, concejo municipal aprueba declarar en emergencia el agro; mientras que el GRA asegura que elabora un plan de contingencia y destinará el 5% de recursos del canon

Áncash: Temen perjuicio para 23 mil hectáreas de cultivos por retraso de lluvias

Áncash: Temen perjuicio para 23 mil hectáreas de cultivos por retraso de lluvias

30 de Noviembre del 2016 - 09:15 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

El fantasma de un “año seco”, amenaza al sector agrario de la región Áncash. Tal es la preocupación por el retraso en la temporada de lluvias en la zona sierra del departamento, que incluso el gobernador regional encargado, Enrique Vargas Barrenechea, ha planteado declarar en emergencia la agricultura.

PANORAMA. Y es que la situación, en cierta manera, sí es alarmante. El ingeniero meteorólogo, Rafael Figueroa Tauquino, responsable del Centro de Investigación Ambiental para el Desarrollo (CIAD) de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo (Unasam) de Huaraz, señala que lo usual era observar las primeras precipitaciones a fines del mes de setiembre, para que luego se extiendan con mayor fuerza en diciembre y continúen en los meses de verano.

“Pero ya estamos a fines de noviembre y recién hace algunos días han existido lluvias en parte del Callejón de Huaylas”, explicó a Correo.

El especialista menciona que es necesario que las precipitaciones, de ahora en adelante, sean continuas y no solo temporales, si es que se quiere que los efectos no sean mayores en los cultivos de los agricultores.

Aún así, se muestra optimista, ya que según explicó, “las velocidades de los vientos han sido mucho más fuertes y las masas de aire están llegando con mayor rapidez”, lo cual hace prever un escenario favorable en cuanto a lluvias para la región Áncash. “En ese escenario, el pedido de emergencia, ya sería injustificable”, dijo.

El experto asocia la falta de lluvias al ingreso del fenómeno La Ñiña en la parte sur del país, lo cual ha originado la extensión de temperaturas bajas por toda la cordillera de los Andes. Las heladas e incendios forestales registrados, también han contribuido al retraso de las lluvias, añade.

PÉRDIDAS. En los hombres del campo, la preocupación es más evidente.

El gerente técnico de la Junta de Usuarios del Santa, Juan Morales Ramírez, estimó que son por lo menos 23 mil hectáreas de cultivo los que se verían afectados si se concreta el pronóstico del “año seco”.

Precisó que estos cultivos se encuentran ubicados solo en el ámbito de Irchim, Nepeña y Santa.

“Actualmente tenemos sembríos para la campaña de arroz y productos de pan llevar, en meses más adelante se inician los de frutas (...) las pérdidas económicas serían millonarias”, señaló.

Morales Ramírez considera que el panorama no es muy alentador, ya que a la fecha el caudal del río Santa se encuentra apenas en 43 metros cúbicos por segundo, cuando en años anteriores - para este período - el caudal era de hasta 180 metros cúbicos por segundo.

“Lo que necesitamos son lluvias continúas, si se da esto, estamos bien, pero si solo tenemos precipitaciones temporales, sí habría problemas para todos estos cultivos que ya hemos mencionado”, manifestó.

Sobre el planteamiento del estado de emergencia para la agricultura que ha hecho Vargas Barrenechea, pidió que este sea adecuadamente fundamentado y que contenga los informes técnicos correspondientes.

Además, informó que los agricultores vienen sosteniendo reuniones constantes con las autoridades de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), no obstante, de continuar la situación de sequías, anunció que buscarán diálogos con representantes del mismo Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) para juntos determinar alternativas de solución.

PLAN DE CONTINGENCIA. Ayer por la mañana funcionarios de la Dirección Regional de Agricultura de Áncash, sostuvieron una reunión con representantes de los agricultores del Callejón de los Conchucos y por la tarde hicieron lo mismo con la Federación de Organizaciones Agrarias (FOAS).

A decir del titular de Agricultura en Áncash, Wilder Aguilar Ciriaco, en el caso de nuestra región “aún es muy pronto para hablar de sequías”.

“Lo correcto es decir que estamos atravesando un retraso en el inicio de las temporadas de lluvias”, precisó.

El funcionario explicó que su despacho se encuentra trabajando un consolidado de la situación de los cultivos a nivel de todo el departamento con los informes que ya han sido enviados por los responsables de las 20 agencias agrarias que existen en Áncash (una en cada provincia).

El objetivo es que el consolidado que pueda elaborar sea contrastado con el informe que hagan los propios agricultores en estas reuniones. Al final, todo ello quedará plasmado en el documento de plan de contingencia que elaborará el Gobierno Regional de Áncash. El plazo fijado para concluir con ello, es de diez días como máximo.

“Este plan implica acciones inmediatas para atender esta emergencia, por lo pronto se destinará ayuda en el tema de forrajes y ciertas herramientas para los agricultores”, mencionó.

Aguilar Ciriaco afirmó que el GRA comprometerá el 5% del dinero que recibe por concepto de canon minero para el sector agricultura. Estimó que este importe pueda llegar a los 10 millones de soles.  

Lo más leído