Temas

Áncash: Tras discurso al borde del llanto, Yesenia Ponce se libra de suspensión

Presidente de la comisión de Ética del Congreso varía la sanción de suspensión por 120 días sin goce de haber, que se había recomendado para ancashina, por una simple amonestación. El caso está referido a la forma en la que intervino en el consejo regional donde iban a tratar reconsideración de donación de tierras de Chinecas

Áncash: Tras discurso al borde del llanto, Yesenia Ponce se libra de suspensión

Áncash: Tras discurso al borde del llanto, Yesenia Ponce se libra de suspensión

12 de Mayo del 2017 - 08:56 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

La voz temblorosa, al borde de las lágrimas, con la que la congresista Yesenia Ponce Villareal, se defendió ante el Pleno del Congreso de la República, para evitar ser suspendida por 120 días, distaba mucho de la actitud que tuvo en la sesión del Consejo Regional de Áncash el 6 de octubre del año pasado, cuando irrumpió abruptamente en el debate.

En aquella oportunidad, el Consejo Regional de Áncash, tenía en agenda debatir el pedido de reconsideración al acuerdo de consejo con el que se aprobó la transferencia de 1,040 hectáreas del Proyecto Especial Chinecas a la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN), a fin de que las tierras sean usadas - entre otras cosas - para vivienda.

Sin embargo, la participación de Ponce “intimidó” a algunos consejeros al momento de la votación.

“Un ratito, creo que no han sido bien claros, esto ya fue, y ya votaron la vez pasada, la única persona que está pidiendo para que se vuelva nuevamente a votación es el consejero (Luis) Gamarra, es el único que está mandando esta documentación”, expresó en aquella sesión tras arrancharle el documento de la reconsideración al entonces consejero delegado.

Ello motivó que se le imponga una denuncia en la Comisión de Ética del Congreso de la República y este grupo de trabajo consideró en su informe que la parlamentaria fujimorista debería ser suspendida por 120 días sin goce de haber, por esta falta.

EL LLANTO DE PONCE. La recomendación de suspensión de la Secretaría Técnica contra Ponce, debería ser aprobada por el pleno del Congreso de la República. El informe fue visto en la última sesión del parlamento, realizada el miércoles y que se extendió hasta altas horas de la noche.

El grupo de Ética presentó el vídeo de la abrupta interrupción que tuvo Ponce en la referida sesión del consejo regional. Esta comisión había señalado que el material audiovisual evidenciaba “una actitud desafiante y violenta” de la congresista, debido a que “le quitó el documento al consejero delegado” y que además “conminó a los consejeros para ver quiénes se atrevían a permitir que ese documento (la reconsideración” pase a orden del día y finalmente sea sometido a debate y posteriormente a votación.

Ponce Villareal se defendió de las acusaciones en su contra apelando a su falta de experiencia en política. Pero no solo ello. Durante su intervención se quebró y pidió disculpas por el “error” que había cometido.

Afirmó que ella no pensaba asistir a aquella sesión, pero decidió ingresar al notar la presencia policial a las afueras del auditorio del Consejo Regional de Áncash.

“Me senté como todos los invitados porque había mucha gente y el consejero Morillo me invita a pasar y el consejero delegado me dice: congresista, es un honor, pasé usted adelante y me siento a su izquierda para poder presenciar esa sesión”, relató.

Dijo que su reacción se debió a que “es una mujer vehemente” y que reacciona cuando ve una injusticia.

“Es mi manera de ser, no lo hago por interrumpir o por maldad, cuando veo que las cosas no están bien encaminadas, cometo el error de levantarme”, señaló.

“Nunca he sido política colegas, nunca he sido funcionaria pública, mi falta de (experiencia) política me ha hecho cometer este gravísimo error, que así yo lo asumo y lo considero. Yo en qué momento he sido irresponsable, cumplo mis funciones con cabalidad y soy respetuosa, cuándo les he faltado el respeto colegas, el tiempo que estamos acá (...) acá me encuentro para seguir luchando por mi pueblo, porque esto no me va doblegar, estoy firme y con mucha fortaleza y pido nuevamente disculpas al presidente, a la comisión, al país, al consejero que le he faltado el respeto”, expresó al borde de las lágrimas.

LA LIBRA. Al parecer la exposición de Ponce, convenció a la mayoría de sus colegas, quienes finalmente la libraron de la sanción de suspensión de 120 días que se había sugerido desde la comisión de ética.

Fue el mismo presidente de este grupo de trabajo, el congresista fujimorista Segundo Tapia, quien decidió variar su informe y proponer que Ponce sea solo amonestada por escrito.

Fueron 84 votos a favor los que apoyaron que la parlamentaria ancashina solo sea amonestada. Otros 18 congresistas votaron en contra y seis se abstuvieron.

MAL PRECEDENTE. Al respecto el actual consejero delegado Pedro Izquierdo Huerta, quien fue el que presentó la denuncia contra Ponce, consideró que variar la sanción de suspensión por solo una amonestación escrita contra Ponce, deja “un mal precedente” en cuanto al respeto a la autonomía de los consejos regionales.

“Ya no es novedad que pasen estas cosas sobre todo cuando se tiene una mayoría parlamentaria, entre ellos tiene que haber blindaje. Al margen de ello, el Congreso de la República es responsable de dejar este tipo de precedentes”, señaló.

“Esto podría propiciar que en los casos posteriores que se puedan dar van a reclamar que se da el mismo tratamiento (...) va haber un buen fundamento por si alguien quiere irrumpir en un consejo regional, no solo en Áncash”, añadió.