Temas

Barúa señala que se debería regularizar a los invasores

Ingeniero considera que proyecto irrigador sí es viable pues se cuenta con valiosa infraestructura hidráulica. Además, señala que realizará una evaluación administrativa y orgánica de la institución regional
Barúa señala que se debería regularizar a los invasores

Barúa señala que se debería regularizar a los invasores

13 de Mayo del 2017 - 08:13 » Textos: Miguel Ríos » Fotos: Correo

Una semana que inició con la advertencia de que Chinecas podría regresar a manos del Gobierno Central en caso las autoridades locales no tomasen acciones inmediatas para sacar adelante al proyecto irrigador, culminó con la designación de Gastón Barúa Lecaros como nuevo gerente del mencionado proyecto.

En sus primeras declaraciones, el ingeniero de profesión -quien en el 2015 ya estuvo a cargo de Chinecas tras ser convocado por Waldo Ríos Salcedo- mencionó que confía que el proyecto ancashino sí es viable, principalmente porque cuenta con una inversión en infraestructura hidráulica de 300 millones de dólares. Asimismo, señaló que se debería regularizar la situación de las áreas invadidas del proyecto, que vienen siendo usadas para fines de viviendas, pues al tratarse de poco más de mil hectáreas no afectaría la viabilidad del proyecto.

DESIGNACIÓN. Mediante la resolución regional N° 149-2017, el gobernador encargado de Áncash, Luis Gamarra Alor, designó ayer a Gastón Barúa nuevamente como gerente del Proyecto Especial Chinecas, en reemplazo de Lenin Pintado Ponte, quien permaneció en el cargo por aproximadamente seis meses, tiempo en el que Enrique Vargas Barrenechea -quien lo designó- estuvo a cargo del GRA.

El regreso del exalcalde de San Isidro ya se venía especulando luego de que este fuese visto acompañando a Gamarra Alor en Lima, durante el IV Gore Ejecutivo.

Tras anunciar oficialmente su regreso, el gobernador expresó que ha pedido que el ingeniero realice un diagnóstico situacional del proyecto y recalcó que apoyará sus decisiones en beneficio de Chinecas.

CONFIADO. A su turno, Gastón Barúa se pronunció primero sobre las declaraciones de la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, quien días atrás advirtió que Chinecas volvería a ser administrado por el Ejecutivo si es que las autoridades locales, especialmente el gobernador Luis Gamarra, no tomaban acciones inmediatas para sacar adelante al proyecto irrigador.

Para Barúa, la intención de la ministra fue hacer reaccionar a los ancashinos.

“La amenaza, entre comillas, de Marisol Pérez Tello es simplemente una reprimenda que nos ha dado para despertar de ese letargo que estamos viviendo”, expresó en una entrevista a Radio Programas del Perú.

Ya sobre el futuro del proyecto irrigador, el ingeniero consideró que Chinecas si es viable debido a la fuerte inversión que tiene en infraestructura hidráulica.

“Yo creo que sí es viable la obra porque tenemos una infraestructura hidráulica que supera los 300 millones de dólares, entre canales, bocatoma, compuertas y todo lo demás. Ese activo físico que tenemos en Chinecas nos permite garantizar a cualquiera que tenemos tierras, agua y potencial”, declaró.

Precisó que se requieren 600 millones de dólares para hacer funcionar completamente a Chinecas.

CRÍTICAS. Gastón Barúa, en tal sentido, señaló que la suerte de retraso en que se encuentra Chinecas es producto de la forma en cómo ha sido manejado el proyecto.

“Tenemos todas las condiciones, ¿pero dónde está el problema? La falta de viabilidad nace en el hombre: el politiquero, el mal comunicador que distorsiona la verdad y que impide que las cosas sigan su real camino”, enfatizo.

Asimismo, consideró que también es importante un trabajo en conjunto para alcanzar la viabilidad del proyecto irrigador.

INVASIONES. Respecto a las áreas agrícolas que se encuentran invadidas, Barúa consideró que este problema se puede superar a través de un saneamiento físico legal, siempre y cuando se garantice que los posesionarios trabajen y paguen por las tierras que ocupan.

“Las invasiones pueden superarse a través, y es parte de la labor que voy a realizar, de un saneamiento físico legal; pero no se trata de erradicar a la gente, al posesionario, al pequeño agricultor, porque la ley establece que se le debe dar chance para que siembre y pague por el valor de la tierra. Si no cumple con su función de producir y pagar por las tierras, entonces se procede al desalojo judicial”, consideró.

El flamante funcionario también adelantó opinión sobre las más de mil hectáreas del proyecto irrigador que vienen siendo usadas para fines de vivienda en Nuevo Chimbote y Casma.

Barúa indicó que lo primero que se debe hacer es analizar la realidad, debido a que en estas invasiones “hay infraestructura física consolidada, estructuras de concreto armado, instalaciones educativas, de salud”.

Por esta razón, señaló que se debería regularizar la situación de estos invasores, lo cual -recalcó- no afectaría al proyecto pues se trata de poco más de mil hectáreas ocupadas de las 35 mil que posee Chinecas.

“Voy a hacer un ejercicio que quizá va a producir: ‘Barúa es un canalla porque está regalando las tierras’... ¿Cuánto significa 1300 hectáreas de una disponibilidad de 30 a 40 mil hectáreas? No es nada. Habría que regularizar, pero no propiciar que otros hagan lo mismo, porque quienes están moviendo esto son los traficantes de tierras, que es una acción punible, por lo que debiéramos meterlos a la cárcel”, indicó.

CAMBIOS. Gastón Barúa señaló que evaluará cómo viene funcionando el proyecto irrigador a fin de quedarse solo con el personal que resulte necesario.

“Lo primero que vamos a hacer, administrativa y orgánicamente, es una evaluación de lo que es Chinecas, reduciendo toda esa burocracia inoperativa y malvada que existe. Lo segundo es hacer el saneamiento físico legal, con el factor humano preponderante. Voy a hacer una evaluación orgánica de los elementos mínimos que se requieren para hacer operativa, funcional y dinámica esta administración”, aseguró.

Finalmente, expresó que ha pedido al gobernador Luis Gamarra que cambie a los integrantes del Gobierno Regional de Áncash que forman parte del Directorio de Chinecas.

“Yo le he pedido al gobernador que cambie al directorio, que sean personas de alto nivel. He recomendado que los dos representantes del GRA sean profesionales de alto nivel, que tengan conocimiento de Chinecas”, declaró el gerente del proyecto irrigador.