Temas

Chimbote: Peligro de desbordes en los ríos Santa y Nepeña

Lluvia intensa, que sorprende en la víspera a la provincia del Santa, hace que el caudal del río Santa supere los 600 metros cúbicos por segundo. Mientras, en Nepeña, alcalde advierte que el agua ya está a punto de salir de su cauce
Chimbote: Peligro de desbordes en los ríos Santa y Nepeña

Chimbote: Peligro de desbordes en los ríos Santa y Nepeña

11 de Marzo del 2017 - 09:32 » Textos: Gonzalo Horna » Fotos: Correo

Las últimas precipitaciones, que iniciaron la tarde del jueves y se extendieron hasta la madrugada de ayer viernes, no solo causaron grandes charcos de agua en las calles, sino que trajeron como consecuencia el incremento en el caudal de los ríos de la provincia del Santa, poniendo en zozobra a la población de diferentes distritos, quienes temen un desborde en las próximas horas, en Chimbote

En el caso de los distritos de Cáceres del Perú, Moro y Nepeña, las lluvias iniciaron pasado las 4 de la tarde del jueves y persistieron durante la noche y la mañana de ayer viernes.

En tanto en Chimbote, Nuevo Chimbote, Coishco y Santa, las lluvias se iniciaron por la noche y sorprendieron a la población, ya que fueron continúas hasta casi las 6:00 de la madrugada.

EMERGENCIA. Uno de los casos más preocupantes es el que expuso el alcalde del distrito de Santa, Germán Rojas, quien advirtió que las lluvias hicieron que el caudal llegue a los 600 metros cúbicos por segundo, estando a punto de desbordarse, en caso las precipitaciones continúen con la misma intensidad.

El burgomaestre señaló que son 48 los kilómetros del tramo de este río que pasa por su distrito en el que se han identificado hasta 30 puntos críticos que requieren trabajos.

No obstante, ante la crecida del caudal, dijo que urgen trabajos en diez sectores que han sido priorizados, ya que podrían ser los primeros perjudicados con un desborde. Entre estos se encuentran: Mantas, Gallinazos y Cerro Blanco.

“Hay zonas agrícolas que corren peligro, es verdad, pero también hay zonas donde hay población como es Vinzos, Rinconada y parte del mismo Santa”, advirtió.

Por la tarde, la alcaldesa provincial Victoria Espinoza junto a autoridades de la Defensoría del Pueblo, Defensa Civil y Fiscalía de Prevención del Delito, llegaron hasta el sector de Cerro Blanco, en Santa, comprobando que el río amenaza con desbordarse.

“Hasta ayer teníamos el caudal en 500 metros cúbicos por segundo y ahora hemos llegado a 620 metros cúbicos por segundo”, señaló.

La burgomaestre reportó también que malos trabajos de descolmatación hechos por el Gobierno Regional de Áncash (GRA) han provocando que uno de los brazos del río se abra y amenace con llegar hasta la pista y finalmente deje aislado este lugar.

LACRAMARCA. En tanto el alcalde de Nuevo Chimbote, Valentín Fernández Bazán, realizó un recorrido por el río Lacramarca, a la altura de los puentes que unen los distritos de Chimbote y Nuevo Chimbote, comprobando el aumento del caudal y poniendo en riesgo a los pueblos de Villa María, 1ro de Mayo, 3 de Octubre, ante un posible desborde.

“Estamos viendo como el río Lacramarca está al borde, hay urbanizaciones que están muy cerca de río por lo que pedimos al gobierno central retroexcavadoras, y se deje de observar cosas secundarias para enfrentar las lluvias y sus efectos”, expresó.

Cabe señalar que en todo el trayecto de este río se han identificado hasta 20 puntos críticos, sin embargo se ha anunciado que solo se intervendrán en seis de ellos.

NEPEÑA Y SAMANCO. De igual forma, en los distritos de Nepeña y Samanco, las fuertes lluvias también mantienen en zozobra a su población por la amenaza de los desbordes de los ríos.

El alcalde distrital de Nepeña, Manuel Figueroa, informó que hasta la mañana de ayer el nivel del río Nepeña, en su distrito, llegaba a 50 mil litros por segundo y que eran cuatro en los puntos de Puente Colorado, Puente Blanco, Toma San Jacinto y Toma Ramírez, se temía un desborde.

“Si sigue esta tendencia a llover, el caudal se va a incrementar hasta en un 30% (…) hay zonas que están prácticamente al margen y ya están a punto de desbordarse”, mencionó.

En Samanco, las aguas del río Nepeña también mantienen atemorizados a su población, sobre todo la de Los Chimus, quienes temen que ocurra un desborde y los deje aislados.

“La población está tratando incluso de descolmatar el río con lo que puede porque tienen miedo que ocurra un desborde”, enfatizó la alcaldesa distrital Dora Loloy.

La autoridad municipal dijo que las aguas ya han arrasado con más de 300 metros barrera de arena, ubicado en el margen derecho, alarmando a la población que temía un desborde y la inundación del pueblo.

La autoridad municipal agregó que el sector de Huambacho, también se encuentra en peligro ante un posible desborde del río Nepeña.

MÁS DAÑOS. Sin duda el distrito de Cáceres del Perú sigue siendo el más golpeado por los fenómenos naturales.

El alcalde de esta jurisdicción, Jaime Carrión Ramírez, informó que son por lo menos 12 los caseríos que aún continúan asilados, debido a que las lluvias y huaicos han dañado sus vías de acceso.

“Los pobladores únicamente pueden cruzar a pie, porque las vías están dañadadas, en algunos casos hay grietas”, comentó.

Además hasta el momento se han cuantificado 62 viviendas colapsadas, una capilla y un local comunal, así como 66 hectáreas de cultivo dañadas.

En el caso de Macate, la alcaldesa Erika Pérez Ruíz, dijo que el acceso a su distrito es difícil debido al incremento del caudal de los ríos.

Finalmente, en el distrito de Moro, a través de su cuenta de Facebook, la comuna informó que el caudal de los río Grande y Loco, han alcanzado su máximo nivel de caudal, en lo que va de la temporada de lluvias. Señalaron que las precipitaciones también afectaron a unas 1,500 viviendas de material precario.