Temas

Apurímac: Dos directores de la Unamba involucrados en delitos de corrupción

​Fueron designados por controvertido rector interino Adolfo Prado Cárdenas

Apurímac: Dos directores de la Unamba involucrados en delitos de corrupción

Apurímac: Dos directores de la Unamba involucrados en delitos de corrupción

02 de Agosto del 2017 - 10:58 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

En la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba) a pesar que sus actuales autoridades se resisten a dejar cargo aparentando que todo marcha de maravillas no pudieron ocultar que dos de sus principales directores estuvieron inmersos en presuntos delitos de corrupción, tema muy sensible que se deja sentir con fuerza en Abancay.

Todos ellos fueron nombrados por el rector interino impuesto por la Sunedu, Adolfo Prado Cárdenas, quien contando con el respaldo de un sector de docentes conocidos como el “clan puneño” se mantiene en el cargo pese que su designación culminó hace varios meses atrás.

Asimismo, varios dirigentes locales que con vehemencia atacan y critican a funcionarios por presuntos actos de corrupción, en el caso de la autoridad universitaria y sus colaboradores prefieren mirar hacia otro lado y hacerse de la vista gorda.

El primero de ellos, se trata del actual director de Planificación, Roberto Warthon Blancas, que estuvo involucrado en el cobro de una presunta coima de 3,500 soles a una proveedora cuando se desempeñaba en diciembre del 2016 como gerente general de la Municipalidad Distrital de San Pablo, ubicada en la provincia de Canchis, en Cusco.

Warthon Blancas fue intervenido por representantes de la Fiscalía Anticorrupción y la Policía, encontrándose en su poder un sobre con los billetes que fueron entregados por la proveedora Fernanda Quiroga Vargas a una trabajadora de confianza del citado funcionario.

Los billetes estuvieron previamente marcados como se estila en este tipo de intervenciones, sin embargo, lejos de dictarse la prisión preventiva como se esperaba, por fallos en el operativo Warthon Blancas quedó en condición de citado. Su caso continúa ventilándose en la instancia judicial respectiva.

El segundo hombre de confianza de Prado Cárdenas, es el director de Administración, Jorge Isaac Arriaga Ñaupac, quien en el 2011 se desempeñaba como gerente de Desarrollo Económico Local en la Municipalidad Provincial de Anta, en Cusco.

Fue investigado por presunta corrupción y negociación incompatible cuando se puso al descubierto su condición de proveedor para la misma municipalidad donde trabajaba mediante las empresas Provemacc SAC y ÑG Construcciones SRL donde además su madre figuraba como subgerente, vendiéndole materiales de construcción por un monto superior a los 12 mil soles.

Según la información de esos años, el entonces alcalde de Anta, Eulogio Uscamayta, dispuso un proceso administrativo sancionador, además de la investigación por parte de la Fiscalía Penal de Anta que derivaron en su salida de dicha municipalidad.

Tiempo después reaparecería como funcionario en la Beneficencia Pública del Cusco ocupando la gerencia de Inmuebles de dicha entidad. En un amplio informe de prensa el semanario Letracierta publicado en diciembre del 2013, le dedica una página completa sobre su sinuosa trayectoria en dicha entidad.

Arriaga Ñaupac desde hace un año aproximadamente ocupa el cargo de director general y es el responsable del manejo administrativo de la Unamba, la misma que atraviesa por un preocupante paréntesis institucional y un nebuloso manejo del presupuesto destinado a la investigación y el desarrollo académico.