Temas

Depresión y maltrato serían causas de triple muerte en comunidad de Apurímac

​Menor se despidió de sus compañeras de colegio días antes de trágico desenlace

Depresión y maltrato serían causas de triple muerte en comunidad de Apurímac

Depresión y maltrato serían causas de triple muerte en comunidad de Apurímac

30 de Junio del 2017 - 09:10 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

A medida que transcurren los días nuevas pistas y declaraciones de testigos que vieron con vida por última vez a las tres víctimas de Chacña, revelan que detrás de este espantoso crimen, el principal móvil sería la depresión, el maltrato psicológico y hasta el físico que sufría la madre de familia, según una fuente consultada y que sigue de cerca este penoso caso.

La pista que llamó la atención a los investigadores fueron los testimonios que recogieron de varios compañeros de estudios de la menor L.C.R.L (10), quien días antes les había comentado que “sería la última vez que iría al colegio por problemas familiares”.

Otro revelador detalle que se conoció durante las conversaciones sostenidas con vecinos, era la delicada situación emocional que atravesaba Elsa Loayza Huallpa (32) natural de Quillabamba (Cusco).

La mujer además de tener problemas con su pareja, enfrentaba el rechazo de la familia de su esposo por mantener vínculos amicales con personas ligadas a la minería artesanal, toda vez que su suegro, además de ser juez de paz, era conocido por su abierto rechazo a los mineros informales instalados en la zona.

Según la misma fuente, ese fatídico día Elsa Loayza Huallpa (32), preparó más temprano el almuerzo a su cónyuge –era inusual que lo haga- que labora en la municipalidad distrital con el aparente propósito de que no retorné a la vivienda y se quede en su centro de trabajo.

Para los curtidos agentes de criminalística en la escena del crimen no había indicios de violencia u otra huella que indique el uso de la fuerza o presencia de terceras personas que hayan participado en el crimen.

Tanto la madre y su hija de 10 años murieron desangradas como consecuencia de los cortes que se infligieron en las muñecas, mientras que la bebé falleció por asfixia mecánica.

Las investigaciones prosiguen trascendiendo que en breve el fiscal a cargo de la investigación emitirá su pronunciamiento al haberse recabado todas las pruebas y exámenes clínicos forenses realizados.

Los tres cuerpos fueron sepultados en la pequeña localidad apurimeña en medio de un profundo silencio de familiares y amigos.