Temas

Después de seis días localizan a bebé secuestrada en Uripa - Apurímac

​Madre y mujer detenida eran comadres y ambas viajaron juntas hasta Chincheros
Después de seis días localizan a bebé secuestrada en Uripa - Apurímac

Después de seis días localizan a bebé secuestrada en Uripa - Apurímac

24 de Agosto del 2017 - 15:26 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

La Fiscalía Penal Corporativa de Chincheros investiga el presunto secuestro de un bebé de cuatro meses de nacido que fue hallado en poder de la autora del hecho en una vivienda del distrito de

Uripa, seis días después de haberse presentado la denuncia de su extraña desaparición en la Comisaría de Chincheros, en Apurímac.

El 17 de agosto pasado, Deisy Montalvo Chacoñan denunció a Yaddi Felicita Vargas Sánchez (39) en la delegación policial por el secuestro de su menor hija, tras dejarla a su cuidado en la habitación de un hospedaje que compartían por el tiempo que tardaría en retirar dinero de una agencia bancaria.

De acuerdo a las primeras pesquisas, ambas mujeres (eran comadres) viajaron juntas de Lima hasta Chincheros para la cancelación de una deuda, sin embargo, otra versión señala que llegaron hasta la misma ciudad para grabar un video.

Desde ese día, un equipo de policías al mando del capitán PNP Jorge Luis Hernández Díaz, emprendieron una silenciosa búsqueda en coordinación con la Dirección de Alta Tecnología de la institución policial para localizar la ubicación del equipo celular usado por la presunta secuestradora.

El trabajo coordinado de geolocalización de la PNP daría sus resultados. Desde las primeras horas de la mañana del último miércoles, los policías se movilizaron hasta la localidad de Uripa – Ancco Huallo para intervenir la vivienda donde se hallaban alojadas la mujer y el bebé, al parecer desde el 19 de agosto.

Durante las pesquisas, el fiscal y los policías que participaron del operativo recogieron testimonios contradictorios que deberán esclarecerse, toda vez que la vivienda intervenida es de propiedad de Delia Robles Cordero (44), quien antes de la intervención denunció a través de una llamada telefónica sobre el paradero de la menor.

Trascendió que Yeisson Pillaca Robles (20), hijo de la dueña de la vivienda allanada y la misma que llamó a la Policía, sería el novio o enamorado de Vargas Sánchez (la presunta secuestradora), presentando al bebé como producto de su relación amorosa para reclamarle una manutención económica.

Las investigaciones prosiguen para determinarse si se trata o no de una banda dedicada a la trata de personas o de un hecho delictuoso aislado. En las próximas horas los padres se reencontrarán con su pequeña hija que partieron la tarde de ayer de Lima.