Temas

Horror en Apurímac: Apuñalan a madre y ahorcan a sus dos hijas

Homicidio múltiple conmociona a pequeño pueblo en Aymaraes

Horror en Apurímac: Apuñalan a madre y ahorcan a sus dos hijas

Horror en Apurímac: Apuñalan a madre y ahorcan a sus dos hijas

24 de Junio del 2017 - 08:37 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

Un triple homicidio se registró la tarde del último miércoles desconociéndose hasta el momento el móvil y autor o autores de este hecho que conmociona al distrito de Chacña, provincia de Aymaraes, en Apurímac. 

Los cuerpos sin vida de Elsa Loayza Huallpa (32) y sus hijas L.R.C.L (10) y A.C.L (01 año) fueron hallados por una vecina en el suelo de la cocina sobre un estremecedor charco de sangre.

Un equipo de agentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri Abancay) conjuntamente con representantes del Ministerio Público se trasladó al lugar para las investigaciones del caso.

Las primeras indagaciones apuntarían como presunto sospechoso al padre de las menores, Raúl David Contreras Ríos (42), quien brindó sus declaraciones ante la Fiscalía Penal Corporativa de Challhuanca negando ser el autor de horrendo crimen. 

Al término de las diligencias fue puesto en libertad pero en calidad de citado, informaron.

El fiscal Jaime Gutiérrez Huilca, señaló que hay mucho por esclarecer en este crimen, paro lo cual en las próximas horas interrogará a los familiares de la infortunada mujer con la finalidad de dar con los “sujetos activos del crimen”. 

La madre recibió varias puñaladas de cuchillo en el cuerpo que le provocaron la muerte y las dos niñas fueron asfixiadas según se informó. La desaparecida mujer era yerna del juez de paz del distrito Gaspar Contreras, conocido por su abierta oposición a la minería informal.

Mientras las diligencias se desarrollaban en medio de un prolongado hermetismo, las especulaciones daban paso a conjeturas y especulaciones de todo tipo, que van desde un posible parricidio hasta una venganza por el conflicto existente con mineros informales y empresarios privados instalados en la zona.

Pero este hecho no es un caso aislado que se registra por primera vez en la mencionada localidad. Desde hace buen tiempo existe una silenciosa guerra por el control de los socavones donde grupos de mineros extraen oro a pesar de la oposición de un importante sector de la población. Hace poco, personas desconocidas dinamitaron el local municipal sin haberse identificado a los responsables hasta la fecha.

Por su parte, los pobladores que apoyan a los mineros informales acusan a una conocida empresa de pinturas con sede en Lima de financiar diversas acciones para lograr su expulsión, profundizándose cada vez más la división y el encono.

Otros problemas sociales también hacen mella en las familias de esta localidad, aunque muy poco se habla de ello, como es el preocupante aumento del consumo de bebidas alcohólicas y la violencia familiar, a raíz de los mejores ingresos económicos percibidos por la minería extractiva a pequeña escala.