Temas

Panaderos retroceden y mantienen precio antiguo del pan en Abancay

​Solicitaron apoyo a municipalidad para vender producto en forma directa sin intermediarios
Panaderos retroceden y mantienen precio antiguo del pan en Abancay

Panaderos retroceden y mantienen precio antiguo del pan en Abancay

01 de Septiembre del 2017 - 10:54 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

Los panaderos dieron marcha atrás y anunciaron que continuarán expendiendo la unidad de pan popular al precio antiguo de 0.20 céntimos de sol, tal como lo venían haciendo hasta la semana pasada.

La decisión fue dada a conocer al término de una reunión convocada la tarde de ayer por el prefecto regional Saturnino Sierra donde participaron funcionarios de la comuna provincial de Abancay, Indecopi y los pequeños empresarios.

Hace unos días, la presidenta de la Asociación de Panificadores Nuevo Amanecer, Eva Palomino, dio a conocer el nuevo precio del pan a 0.30 céntimos de sol la unidad (0.10 céntimos más) justificando que esto se debía al aumento del costo de los insumos y la harina de trigo importada.

Como era de esperarse, este anuncio causó reacciones de todo tipo en la población, especialmente de las familias numerosas y de bajos ingresos que de inmediato rechazaron el incremento, reclamando la intervención de las autoridades.

Durante el encuentro y luego de haberse analizado que el alza del pan no tenía el sustento que inicialmente parecía, la responsable del Indecopi Apurímac señaló que hubo concertación previa para aumentar el precio de este alimento de consumo masivo.

La funcionaria previno que de persistir en la decisión serían objeto de un procedimiento sancionador y posterior multa.

Los pequeños empresarios, en su mayoría productores de pan artesanal, tras reconocer que fue una mala decisión, manifestaron que los intermediarios se llevan la tajada más grande de las ganancias, llegándole a ellos solo una mínima parte.

Al término del diálogo y para romper con la cadena de dependencia de los intermediarios, la municipalidad cederá a los panaderos un espacio en los principales centros de abastos de la ciudad para que puedan vender sus productos en forma directa.