Temas

Un espacio que reúne a mujeres decididas y emprendedoras en Cusco

Profesionales de todas las edades confluyen en el primer coworking en Cusco: GenUp
Un espacio que reúne a mujeres decididas y emprendedoras en Cusco

Un espacio que reúne a mujeres decididas y emprendedoras en Cusco

08 de Marzo del 2017 - 17:18 » Textos: Correo Cusco » Fotos: L. Castillo

Entre tantos profesionales que día a día buscan un espacio para trabajar en Cusco, confluyen mujeres de todas las edades en el primer coworking de la Ciudad Imperial: GenUp.

Las mujeres que pertenecen a este coworking se distinguen por el cuidado y el empeño que le ponen a su trabajo, compartido entre sus estudios y otras actividades que les apasiona sin que esto sea una limitante para que día a día den el todo por el todo aportando al crecimiento del desarrollo de empresas en la ciudad.

Su energía, pasión y entrega por lo que hacen, son características compartidas por miles de miles de mujeres que llevan lo mejor de sí a cada lugar que impactan. 

Hoy, conoceremos más acerca de estas mujeres cusqueñas.

En GenUp Coworking Cusco, los perfiles de las mujeres que trabajan en este espacio son variados; desde sus edades, especialidades e intereses. Los cambios económicos y el crecimiento que ha protagonizado el país en los últimos años, van acorde a lo que se ve en este grupo: Prioridad en la educación, pronta inserción laboral e intereses y metas ligadas a su crecimiento personal y social.

Mia Jara:

“Siendo mujer a veces es un reto desempeñarse en una carrera profesional como es Ingeniería Civil que se dice ser de varones, pero las mujeres al demostrar que el respeto no se gana con gritos si no con conocimiento, han llegado a resaltar igual o más que los varones”.

Estudiante de Ingeniería Civil y asistente de supervisión en la empresa Ónix Building Company. Tiene 22 años y le encanta pintar, dibujar y bailar.

Fiorella Hermoza:

Es una mujer maravillosa, de profesión administradora, amante de la literatura y las artes, tiene 23 años y en la actualidad trabaja en el área administrativa de la empresa ónix, y direcciona sus actividades a la responsabilidad social, le gusta mucho lo que hace y le interesa montones de cosas y cree que el tiempo es insuficiente para todo ello, su base de vida: la felicidad.

Claudia Loayza:

“Considero que el principal problema es la distinción que se hace en el trabajo por géneros, como si las mujeres solo pudiéramos ocupar ciertos puestos y realizar ciertas labores, ciertas veces (aunque felizmente ya está cambiando) nos clasifican por prejuicios y no por capacidades. Nuestro reto es no quedarnos calladas, defender la igualdad, el respeto a todos, promover oportunidades y ser nosotras mismas”.

Emprendedora y especialista en Comunicaciones. Tiene 23 años y desde que inició su carrera, se involucró activamente en diversas mypes para aportar desde la comunicación al crecimiento de estos negocios que representan aproximadamente el 90% de las empresas del país, actualmente es socia de Genera Corp, GenUp Coworking y la Agencia de Marketing y Comunicación Inspira.

Carmen Paredes:

Socia empresaria de Oriflame. Tiene 66 años y le encanta ayudar a los demás, justamente por eso labora en Oriflame porque le permite contribuir al cumplimiento de sueños.

Karla Dalguer:

“Un problema es la presión social, está de moda que siempre nos pongan a prueba para ver si tenemos las mismas fortalezas de los varones, ahí nuestro reto es superar el machismo y demostrar que somos un arma fundamental para el desarrollo”

De profesión contadora y de pasión hotelera. Actualmente es networkmarker y desarrolla la red multinivel de oriflame, dedicada a su hogar y es mamá de dos niñas. Karla promueve la independencia económica en todas las personas. Es alegre, sociable, responsable, y hace lo que más le gusta: relacionarse con los demás.

Sandra Salazar:

“Nos enfrentamos a muchos prejuicios culturales, especialmente al machismo. Los retos, son ser ama de casa y a la vez trabajar fuera, siendo así el soporte del hogar, no solo emocional sino también económico”.

Administradora hotelera, dinámica, proactiva y alegre. Tiene 34 años y actualmente trabaja en redes de mercadeo Oriflame y es mamá de Joaquín. La mayor parte de su tiempo, la dedica a estar plenamente para Joaquín, porque considera que los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo emocional; esto sin descuidar su trabajo en Oriflame, que se acomoda perfectamente a su ritmo de vida.