Temas

Conoce el ritual ancestral que venera a calaveras protectoras y que se perdería a pedido del Papa (VIDEO)

En Chongos Bajo, decenas de pobladores reviven la ancestral tradición y llevan sus calaveras al cementerio para que reciban la bendición.

04 de Noviembre del 2016 - 10:03 » Textos: Abel Aguilar » Fotos: Abel Aguilar

En el distrito de Chongos Bajo, provincia de Huancayo, cada 3 de noviembre se recuerda el ancestral ritual del Tulluypampay (hueso enterrado), donde se le rinde honores a los familiares y amigos fallecidos y que ahora ‘acompañan’ y ‘cuidan’ a la familia en forma de calaveras.

BENDICIÓN. Desde muy temprano, decenas de pobladores llegan hasta el cementerio del distrito con sus calaveras y se acomodan a los costados de la principal vía de acceso para ser parte de una misa en honor a los muertos. Es el padre Gaspar Unto, quién oficializa el sagrado sacramento y recuerda a los pobladores que el mismo Papa Francisco pidió que los restos de los familiares fallecidos descansen en lugares sagrados, si embargo, manifestó también que respeta las tradiciones del pueblo e instó a la municipalidad distrital construir una especie de altar en el cementerio para que los restos óseos descansen en paz. Lo cierto es que las ‘protectores’ de esas calaveras se niegan a alejarse de sus ‘almitas’ (como ellas las llaman), pues en su mayoría son las ancianas quienes las cuidan.

“El es Luchito, lo tengo hace 25 años, unos familiares me lo dejaron, lo acepté porque en un sueño se me reveló, me dijo soy tu tío Luchito Iriarte, capitán de la PIP, si alguien te ofende me avisas, yo te voy a hacer respetar”, cuenta Josefina Iriarte mientras se prepara para guardar a ‘Luchito’.

Hasta el lugar también llegan foráneos como Manuel Ignacio (33), que llevó por primera vez su calavera a este ritual, manifiesta que los restos óseos pertenecían a un amigo que murió en soledad, “no tenía a nadie, nunca conocimos a sus familiares, por eso lo acogimos en casa, ahora es parte de la familia, le ponemos sus piedritas para que cuide nuestras casas y espante a los ladrones”.

PEDIDO. El padre Gaspar Untol, pidió al alcalde de Chongos Bajo que construyan un altar en el Cementerio para que descansen en paz los restos óseos.

Lo más leído